Realmente quisiera que la Fête nationale, en la forma que es presentada en el espacio público cada año, generara en mi un mayor sentimiento de pertenencia. Lamentablemente no es el caso.