Muchos mostraron su descontento cuando el gobierno de Justin Trudeau anunció que escogería a través de un sistema de lotería a los padres y abuelos que vendrían al país a través del programa de reunificación familiar. No sorprende que este lunes el gobierno haya anunciado que no aplicará más la lotería y que los familiares serán escogidos por orden de llegada.