¿A qué nos atenemos ahora? De un lado los voceros oficiales de los gobiernos nos hablan y nos dan informaciones que parecieran razonables, y quedamos contentos por un rato. Pero la realidad pronto se nos impone. Graves dificultades de producción a gran escala de la tan esperada vacuna contra el Covid19.