Las fiestas por la Saint-Jean se multiplican este fin de semana por todo Quebec, pero si quiere descubrir un nuevo espacio urbano quizá le interese las celebraciones por la fiesta de la Belle Province en el nuevo Café suspendu del Mont-Royal.