Una coalición de sindicatos, activistas ambientales y grupos de ciudadanos están pidiendo una investigación pública sobre el proyecto de tren ligero propuesto que unirá las partes del centro de Montreal con South Shore y West Island.