sábado, 20 de agosto de 2011

Montreal fue durante 6 años Capital federal y la sede del Parlamento se encontraba en el Vieux-Montréal

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Efectuando trabajos de excavación un equipo de arqueólogos encontraron restos de lo que fue el Parlamento canadiense durante los años 1843 a 1849. Restos que confirman que Montreal fue la capital de Canadá durante ese período de tiempo. La sede de dicho Parlamento se encontraba en lo que hoy es la Plaza D’Youville en Vieux-Montréal.

Hasta hoy los trabajos realizados han puesto al descubierto lo que fue el pabellón central del Parlamento, faltan por descubrir las dos grandes salas que contaba el inmueble. Se han encontrado diversos objetos, desde un par de lentes de algún diputado, recipientes de cera para zapatos, monedas sueltas, servicios de té, utensilios, canicas, pesas y ganchos para colgar carne y numerosas botellas de cerveza hechos en arcilla cocida que revelan el estilo de vida que llevaba la gente o los diputados de la época  

Montreal fue sede de Canadá, hasta que un incendio destruyó la edificación. En los años 20 un estacionamiento vino a ocupar el lugar del antiguo parlamento, que ahora se ha transformado en un enorme y profundo  hueco para extraer la tierra y los objetos encontrados. Estos trabajos vienen siendo ejecutados desde junio de este año, por una docena de arqueólogos de la firma Ethnoscop por encargo del Museo Pointe-à-Callière, contando con un presupuesto de 1.2 millones.  

Louise Pothier, arqueóloga del Museo Pointe-à-Callière, comentó, riendo: “No hemos encontrado rastros de Tutankamón, pero hemos descubierto un sito extremadamente importante y emblemático. Es una buena obra y creemos que vamos a encontrar aún cosas más importantes dentro la las próximas semanas”.  

Los objetos descubiertos permiten constatar que en la edificación del Parlamento, se desarrollaba, no solamente actividades de oficina, sino también actividades sociales y domésticas. El número elevado de botellas de cerveza, “nos ha sorprendido un poco”, dice la señora Pothier. “Ellas están en muy buen estado”  Los envases que contenían la cera para lustrar los zapatos, nos permite echar un  “vistazo” a los hábitos de la época. Y los servicios de te, utensilios, canicas, pesas, monedas y ganchos para la carne, confirman la presencia de las primeras actividades de lo que sería el mercado Sainte-Anne.  

Al estilo Sherlock Holmes, los arqueólogos han lanzan sus propias conclusiones, por ejemplo para explicar la gran cantidad de osamentas de animales encontrados, como puercos, aves y vacas. “Se trata de animales jóvenes, por tanto los más costosos, lo que nos da una idea de la holgada situación financiera de la gente que frecuentaba este mercado. Se trata de un mercado próspero, frecuentado por clientes prósperos”.  

Pero el descubrimiento “más intrigante” fue lo que los arqueólogos han bautizado la capa de incendio, es una fina capa la que ha provocado el gran incendio que destruyó el lugar el 25 de abril de 1849, a las 21h: 40.  

Los amantes de misterios están un poco decepcionados. No se ha encontrado ningún documento explosivo, ningún manuscrito u original de un proyecto de ley firmado por el gobernador general. La gigantesca biblioteca, situada al interior del Parlamento, con más de 25 mil volúmenes y gran cantidad de archivos, prácticamente toda fue quemada por el incendio. Es lo que al decir del historiador François-Xavier Garneau, es “nuestro desastre de Alejandría”. Apenas 200 documentos se salvaron de las llamas, al igual que un retrato de la Reina Victoria, ahora colgado en el Senado.  

Los trabajos terminarán a finales de octubre. El Museo Pointe-à-Callière hará una publicación simple de estos resultados. A más largo plazo tratarán de montar una exposición con los objetos encontrados en el sitio actualmente y otros que fueron salvados en 1849.  

Fuente: lapresse.ca