jueves, 25 de agosto de 2011

Quebequenses no saben proteger su vida privada en las redes sociales

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Jennifer Stoddart, la comisaria de la protección de la vida privada de Canadá, asegura que los quebequenses están “reprobados” en cuanto a uso de redes sociales y teléfonos inteligentes.

Según una encuesta realizada por su oficina, los internautas quebequenses se preocupan muy poco por proteger su identidad y datos personales en las redes sociales. También ganaron el último lugar en cuanto a conocimientos de cómo proteger su vida privada en línea y la importancia de este asunto.

Por ejemplo, los encuestados de Quebec son quienes menos inquietos se muestran en todo Canadá respecto a las empresas que venden datos personales a terceros, según la encuesta.

Solamente 60% se preocupa de este asunto, contra 71% en la Columbia Británica.

Apenas un tercio (36%) de los participantes de la provincia dijeron haber ajustado los parámetros de sus teléfonos para limitar la cantidad de datos personales a compartir, lamenta Stoddart.

La comisaria no tiene una explicación clara para tan negativo balance.

“Este resultado me asombró. Nací y vivo en Quebec, provincia con una excelente legislación para la protección de datos personales que además es muy accesible para los ciudadanos”, explicó, resaltando que ella fue la guardiana de la vida privada en la provincia antes de ser transferida a Ottawa.

Stoddart subrayó que, según el sondeo, los quebequenses están menos conectados que los habitantes de otras provincias, lo que podría explicar que se interesen menos en la protección de su vida privada en línea.

En el ámbito nacional, Stoddart lamentó que los canadienses no apliquen los consejos básicos de seguridad al utilizar sus teléfonos inteligentes o tabletas.

Solo 40% de los encuestados indicó haber bloqueado sus equipos con alguna contraseña. o haber cambiado su configuración para modificar la cantidad de datos almacenados en sus equipos.

La llegada al mercado de cientos de teléfonos inteligentes ha complicado la evaluación de la tasa de ciudadanos conectados, explicó la comisaria.

“Hablamos de vez en cuando de la posibilidad de acceder a cuentas bancarias a través de los teléfonos inteligentes, hacer transferencias y pagos”, recordó.

Por ello, no bloquear estos dispositivos con contraseñas es cada vez más peligroso.

Apenas una de cinco personas lee las políticas de resguardo de datos personales de todos los sitios web que visita, mientras que 14% de los encuestados revisa esta información ocasionalmente.

La gran mayoría de los canadienses sabe que sus datos personales están más en riesgo que hace 10 años. 3/4 partes aseguran tener un teléfono inteligente o tableta.

La encuesta, realizada a 2000 adultos canadienses el invierno pasado, tiene un margen de error de aproximadamente 2%.

Fuente: Cyberpresse