domingo, 28 de agosto de 2011

Vermont le dice bienvenue a sus vecinos de Quebec

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

La ciudad de Vermont, ubicada a pocos kilómetros de la frontera con Canadá, quiere mandar un mensaje claro: los canadienses son bienvenue.

El Concejo Municipal de la ciudad de Burlington aprobó una resolución no vinculante que busca motivar a los comercios de la ciudad norteamericana a colocar anuncios en francés e incluso motivar a sus empleados a aprender la lengua principal de Quebec, su vecino del norte.

“Queremos que la gente sepa que estamos colocando una alfombra de bienvenida”, dijo Norman Blais, el concejal promotor de la medida.

Con el dólar canadiense tomando fuerza en los últimos meses, el número de turistas que cruzan la frontera hacia el sur ha crecido notablemente. Según cifras de la oficina de turismo de Vermont, el 20% de los turistas fueron canadienses en el último año y se estima que para 2011 esta cifra podría incluso haberse duplicado.

“Queremos construir fuertes relaciones que no dependan de la fluctuación de la moneda”, dijo Ron Redmon, director ejecutivo del mercado de Burlington’s Church Street. “Todos aquí tienen familiares al otro lado de la frontera. Las conexiones son profundas”.

Organismos locales han ofrecido clases de francés a comerciantes por varios años. Ahora quieren extender este proceso. Se traducirán los menús y quieren implantar un sistema de insignias para los trabajadores de las tiendas que indiquen cuánto francés saben.

Nicole Shakesby, una habitante de Chateauguay, en Quebec, dice que nunca había escuchado tanto francés en las calles de Vermont en los 20 años que tiene visitando la localidad de los Estados Unidos.

“He notado que en los restaurantes los empleados hacen el esfuerzo por entender a sus visitantes francófonos. Es algo bueno”, dijo Shakesby.

Los gobiernos de Quebec y Vermont han hablado sobre la posibilidad de crear un tren de alta velocidad entre Montreal y Burlington, así como expandir la autopista 35 entre Quebec y la región de Nueva Inglaterra, con la finalidad de promover más el turismo entre ambas ciudades.

Fuente: The Globe and Mail