Martes, 30 de Agosto de 2011

Brigadas siguen trabajando por restablecer el servicio eléctrico y buscan a un québécois desaparecido

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Personal del servicio eléctrico, limpieza y búsqueda, unieron sus esfuerzos hoy después de la tormenta Irene, la cual dejó a miles sin electricidad y generó la desaparición de un automovilista en el este de Montreal, quien se presume fue arrastrado por el Río Yamaska.

Luego de golpear el sur de Quebec el domingo, con fuertes lluvias e intensos vientos, llegó al noreste de Montreal a través de la provincia y Canadá Atlántica.

En Nuevo Brunswick, la empresa de electricidad NB Power, reportó que más de 50.000 personas quedaron sin servicio el lunes, mientras que hoy el número fue de 9.000, mientras los fuertes vientos tumbaban árboles en los cables de electricidad y transformadores, generando algunos incendios.

Las brigadas han trabajado por horas tratando de restablecer el servicio. Cerca de 4.400 consumidores todavía están sin energía eléctrica en Fredericton. Unos 3.000 en Rothesay y unos miles en otras zonas cercanas están también esperando porque llegue de nuevo la luz a sus casas. Sin embargo, de acuerdo con las autoridades, el restablecimiento del servicio podría prolongarse hasta mañana o el jueves.

En el oeste de Oromocto ha habido fuertes inundaciones, lugar en el que cayeron más de 80 mm de lluvia.

El alcalde Faye Tidd indicó que los bomberos recibieron 42 llamadas de residentes reportando desde inundaciones menores hasta graves daños.

Mientras tanto en Quebec, donde la tormenta inundó caminos, tumbó árboles y derribó cables eléctricos, 25.000 clientes están aún sin servicio hoy en la mañana, comparados con los 250.000 consumidores que se registraron el domingo pasado, según señaló Hydro-Québec.

La mayoría de los afectados están en Montérégie y en Quebec City. En Montreal, la energía ha sido restablecida en casi toda la urbe.

Aunque las pérdidas del servicio eléctrico solo se han prolongado por un par de días, los consumidores ya sienten el impacto, incluyendo a los comerciantes.

Syed Shahzad Shah, propietario de un restaurante pakistaní ubicado en Montreal, estima que ha perdido unos 5.000 dólares en alimentos. Shah dijo que este es un mal momento para Irene, pues el lunes fue la fiesta musulmana de Eid. “Tuve que llamar a mis clientes diciéndoles que sus reservaciones estaban canceladas. Se molestaron conmigo”, aseveró.

Otros impactos de la tormenta incluyen la evacuación de 300 hogares en Quebec, en previsión de la crecida de los ríos.

Fuente: CBC