Miércoles, 31 de Agosto de 2011

Abogado québécois comenzará batalla legal en contra de la ley que prohíbe el suicidio asistido

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Tras casi 20 años luego del caso de Sue Rodríguez, un prominente abogado de Quebec está armando un argumento en contra de la ley que prohíbe el suicidio asistido, para batallar en la Suprema Corte de Canadá.

Rene Duval, un especialista en derechos humanos, quien representó al terrorista Said Namouh, está trabajando en nombre de una mujer que está solicitando ayuda para terminar con su vida.

Ginette Leblanc, una mujer proveniente de Quebec, sufre a sus 47 años, de esclerosis lateral amiotrófica, también conocida como la enfermedad de Lou Gehrig, que es la misma que llevó a Rodríguez a batallar legalmente en 1993.

Bajo las leyes canadienses, es ilegal aconsejar, ayudar o permitir a una persona que cometa suicidio y cualquiera que sea sentenciado por esta razón, puede enfrentar más de 14 años de cárcel.

Sin embargo, un jurado québécois encontró que Stephan Dufour (habitante de esta provincia) no fue culpable tras haber ayudado a que su tía enferma se suicidara.

Duval cree que desde entonces el panorama ha cambiado, considerando que la máxima corte del país tuvo una decisión dividida en el caso de Rodríguez.

“Una de las razones por las que se descartó su aplicación, fue que otros países similares no tienen leyes que permitan el suicidio asistido”, dijo el experto en una entrevista.

Suiza, Bélgica y Holanda ahora permiten los suicidios asistidos. Así también lo hace el estado de Washington, Oregon y Montana.

El abogado se ofreció a llevar el caso de Leblanc sin cobrar honorarios, debido a su interés personal en el tema. El experto también indicó que de nueve de los jueces en el caso de Rodríguez, solo Beverley McLachlin está todavía en el ruedo, siendo actualmente jefa de la justicia canadiense. Y, en ese momento, estaba a favor de Rodríguez.

“Me parece que ahora las condiciones para ganar están dadas”, aseguró Duval.

El abogado está trabajando en llenar la aplicación en representación de Leblanc ante la Corte Superior de Quebec.

Espera que la aplicación sea descartada, lo que lo llevaría a la Corte de Apelaciones de Quebec y luego a la Suprema Corte de Canadá

“No espero que ninguna corte tome una decisión que podría contradecir al caso de Rodríguez. Solo la Corte Suprema puede reexaminar el tema”, indicó.

Asimismo, cree que el proceso podría ser más corto si todas las partes llegan a un acuerdo, al tiempo que espera llegar a la máxima corte del país en otoño de 2012.

Fuente: The Gazette