martes, 10 de septiembre de 2013

Conservadores, liberales y miembros del NPD preocupados por ley de valores de Quebec

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Bandera Canadá Parlamento

El gobierno de Stephen Harper dijo estar preocupado por “las propuestas que limitarían el derecho de toda persona de practicar su religión” y espera “contestar vigorosamente” a toda ley que sea juzgada como inconstitucional por parte del Ministerio de Justica.

“Si es aprobada por la Asamblea Nacional, pediremos al Ministerio de Justicia hacer el análisis respectivo, y si ésta viola las protecciones constitucionales a las que tienen derechos los canadienses, defenderemos estos derechos”, afirmó el ministro de Asuntos Intergubernamentales, Denis Lebel, ante la propuesta presentada por el PQ este martes.

“Es importante para nosotros que todas las personas sean respetadas, según sus tradiciones, poco importa dónde nacieron, cuál es su origen, su raza, su origen étnico, su religión…deben sentirse como en casa en nuestro país y estar orgullosos de ser canadienses”, agregó Lebel.

Jason Kenney, ministro de Trabajo, Desarrollo Social y Multiculturalismo, advirtió por su parte: “evidentemente, el gobierno separatista de Quebec quiere pelearse con el Gobierno Federal en todo momento, sin importar el tema, pero nosotros mantendremos nuestra atención en la prioridad de los canadienses, es decir, en la creación de empleos y la prosperidad al largo plazo”.

Mientras tanto, para el líder del Nuevo Partido Democrático, Thomas Mulcair, es “intolerable” que una mujer que tenga un velo islámico deba dejar su empleo en una guardería de Quebec.

Mulcair prometió que sus militantes permanecerían atentos ante la situación, sin precisar cómo tratarían de rechazar la iniciativa del gobierno “pequista”.

Justin Trudeau, líder del Partido Liberal de Canadá, denunció la “política de división” de la primera ministra, Pauline Marois.

“Los québécois y el resto de los canadienses merecen algo mejor que esta ley. Creemos que debemos defender las libertades de las personas y no restringirlas”, declaró.

“Vamos a luchar en contra de esta ley que no representa la apertura del espíritu québécois”, añadió.

Por su parte, el líder del Bloc Québécois, Daniel Paillé, saludó la postura del gobierno de Marois, así como el debate y la reflexión que el proceso permitirá.

Sin embargo, Peillé no apoya el contenido de las medidas propuestas en la charte, en particular, la prohibición de usar símbolos religiosos “notorios” para los empleados del Estado.

Foto: Pablo A. Ortiz / Noticias Montreal