viernes, 13 de septiembre de 2013

Disturbios del G20: declaran culpable a un policía de Toronto por agresión durante arresto

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Disturbios Arresto G20 Toronto

Babak Andalib-Goortani se convirtió este jueves en el primer policía de Toronto encontrado culpable por uso de fuerza excesiva durante los disturbios que ocurrieron en una cumbre del G20 hace tres años.

El oficial fue encontrado culpable por un juez durante el proceso que llevó adelante Adam Nobody, un hombre que fue golpeado en varias ocasiones mientras era arrestado.

La agresión fue grabada en video y muestra al oficial cuando golpeaba con su porra a Nobody, quien parecía resistirse al arresto pero que no representaba ninguna amenaza para el grupo de oficiales que lo tenían controlado.

Andalib-Goortani se declaró inocente de los cargos, alegando que Nobody se estaba resistiendo al arresto, sin embargo la jueza Louise Botham dijo que la agresión no estaba justificada.

“Acepto que en una situación dinámica, los arrestos pueden ocurrir de manera rápida y los oficiales pueden necesitar usar la fuerza para asegurarse que ocurran”, señaló durante el fallo. “Pero incluso en la evidencia de la defensa la resistencia impuesta por Adam Nobody era mínima”.

El próximo 8 de noviembre se realizará la audiencia en la que se leerá la sentencia que enfrentará el oficial Andalib-Goortani.

Otra pieza de evidencia fundamental fue una foto de Nobody tomada poco después de su arresto en la que se le ven tres fuertes golpes en la parte derecha de su cuerpo.

“Espero que esto ayude a revindicar a las 1.100 personas que fueron arrestadas ese día, incluido yo”, señaló Nobody a su salida del tribunal. Sin embargo, dice que su labor no ha terminado y espera ir tras otros oficiales involucrados en uso de fuerza excesiva durante ese fin de semana.

Los disturbios de Toronto se registraron el 26 y 27 de junio de 2010 previo a la cumbre del G20 que se realizaba en la metrópolis de Ontario. Varios grupos anticapitalistas y de izquierda organizaron manifestaciones para protestar contra el encuentro.

La situación pasó rápidamente de una protesta pacífica a disturbios en los que se registraron daños de hasta $750.000. Más de 1.000 personas fueron detenidas esos días.