Viernes, 9 de Diciembre de 2011

Canadá revocará la ciudadanía a 2.100 inmigrantes que cometieron fraude

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:

Jason Kenney Fraude Montreal Ciudadanía Inmigración

El Gobierno Federal anunció que revocará la ciudadanía canadiense a 2.100 personas que cometieron fraude al momento de aplicar.

Así lo anunció el ministro de Inmigración Jason Kenney durante una rueda de prensa en Montreal. El jefe de inmigración de Canadá envió un mensaje directo y contundente a todos los que intenten cometer fraude.

“Estamos sobre ustedes. La ciudadanía canadiense no está a la venta”.

En julio pasado el ministro anunció que 1.800 personas estaban en proceso de perder su ciudadanía por fraude. A esta lista se le suma 300 nuevos casos que fueron anunciados este viernes.

“Los canadienses somos gente generosa, pero no somos tolerantes ni pacientes con la gente que no juega bajo las reglas”, dijo Kenney en un evento en Montreal.

Así mismo, el Gobierno Federal anunció que investigará las aplicaciones de ciudadanía de 4.400 residentes permanentes, quienes también habrían cometido fraude. La mayoría de estos casos son personas que viven en el exterior y falsificaron documentos para obtener la ciudadanía.

Según Kenney, 1.400 de estas aplicaciones fueron retiradas por los mismos aplicantes una vez sintieron la presión de las autoridades. El ministro dijo que están trabajando con las autoridades fronterizas para detener a estas personas en caso que intenten ingresar al país.

Durante la rueda de prensa, Kenney explicó que irán tras los consultores de inmigración que ayudaron a estas personas a cometer los fraudes y señaló que el Gobierno busca impulsar cambios al Acta de Inmigración para facilitar la detección de este tipo de casos.

“La ciudadanía canadiense tiene que estar basada en la presencia física en el país, creo que eso es algo lógico y en lo que todos estamos de acuerdo”, señaló.

El ministro dio también detalles sobre algunos de los casos. “Lo que hacen estos consultores fraudulentos es crear toda una vida falsa para estar personas. Encontramos casos en los que aparecían como si hasta 300 personas tenían la misma dirección”.

Incluso contó de un caso en Montreal en el que la dirección del residente permanente consistía en una fachada y puerta falsa que detrás tenía un muro de ladrillos.

Algunos detalles

El ministro quiso aclarar algunos puntos que pueden generar temor en la comunidad inmigrante que quiera convertirse en ciudadanos canadienses en la actualidad o en el futuro.

“Quiero que quede claro que no estamos hablando de los residentes que van y vienen de su país y que hacen el esfuerzo por cumplir los requisitos para mantener su residencia y poder aplicar a la ciudadanía; hablamos de los que cometieron fraude de manera muy clara”, dijo el ministro.

Por otra parte, Kenney señaló que esto no busca dificultar más el proceso de obtención de la ciudadanía. “Seguimos siendo uno de los países que más ciudadanos suma entre los países desarrollados. Más de 85% de los residentes permanentes buscan convertirse en ciudadanos canadienses. Los cambios que queremos son para poder controlar y ubicar a las personas que pienses que pueden cometer fraude para obtener la ciudadanía”.

De igual manera el ministro aplaudió la labor que ha cumplido la línea de contacto para denunciar fraudes migratorios. “Hubo un caso en Toronto en el que una persona utilizó la línea de denuncia para avisar sobre alguien que había cometido fraude en su solicitud de ciudadanía. Esto nos permitió detener a esta persona al día siguiente en la ceremonia de juramentación”.

Foto: CBC