Sábado, 22 de Octubre de 2011

Activistas de Occupy Montreal esperan más apoyo y aseguran que permancerán en protesta todo el invierno

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Los manifestantes que se encuentran dese hace una semana en Square Victoria, en pleno centro de Montreal, reciben más apoyo pues numerosos estudiantes universitarios de la provincia de Quebec comienzan hoy su semana de vacaciones.

“Todos los estudiantes tienen ahora tiempo”, destacó Anis, una de las manifestantes que estuvo presente esta mañana en el lugar. “Esperamos una gran afluencia de personas en las próximas horas”.

“Esperamos el doble de personas que hubo la semana pasada”, indicó Arnaud, quien ha pasado en la plaza varias noches. “Dependerá del humor de la gente”.

El número de carpas que se instalaron en la denominada “plaza del pueblo” ya llega a las 200 y de acuerdo con los manifestantes en la noche de este viernes, entre 500 y 600 personas durmieron en el lugar.

En la plaza se ha instalado una especie de pequeña sociedad que lleva su día a día en el corazón financiero de esta urbe canadiense. Algunos los llaman los “indignados” (recordando al movimiento que comenzó en España) y estos no carecen de nada: tienen comida en abundancia que proviene de las donaciones; baños, plantas eléctricas; una “milicia” encargada de la seguridad” y hasta wi-fi. De acuerdo con un empleado de la ciudad, cuando se trata de vaciar las basuras, los manifestantes cooperan y no generan problemas.

La intención de los activistas es pasar allí todo el invierno. “Nos quedaremos mucho tiempo. Pasaremos aquí el invierno”, dijo Adrián.

“Tenemos una carpa grande hoy. Hay un empresario de Outaouais que nos apoya y nos alquilará algunas por solo un dólar. La condición es que no la rompamos”, indicó Arnaud.

“Si la policía llega y nos expulsa, regresaremos y seremos el doble. Retomaríamos el sitio, de ser necesario. Pasaría como en Nueva York”.

Durante la semana se han presentando algunos problemas, sobre todo, con los indigentes. Los manifestantes han minimizado el impacto de los encuentros.

Fuente: Canoe