Viernes, 28 de Octubre de 2011

Dany Villanueva y cuatro de sus amigos fueron absueltos hoy de la acusación de robo calificado

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Dany Villanueva fue absuelto esta mañana del delito de robo calificado. Así lo determinó la jueza Louise Bourdeau, de la Corte de justicia de Montreal. La razón: La policía violó sus derechos y los de sus amigos durante su detención, tras un robo calificado, ocurrido en el centro de Montreal en año 2.008.

Villanueva, sobre quien pesa aún una posible expulsión de Canadá, en razón de sus antecedentes criminales, salió sonriente del Palacio de Justicia, acompañado de su madre y sus abogados.

En esta oportunidad, Villanueva estaba acusado del delito de robo, conjuntamente con sus amigos Byron Alexis Clavasquin, Peterson François, Russsell Similome y Jose Miguel Aguilar Medrano.

Desde el comenzó del proceso, el 17 de octubre pasado, los abogados de los acusados se concentraron en la anulación de las pruebas presentadas contra ellos. Esta mañana, la juez Bourdeau, les ha dado razón. El acto de la detención de los acusados, ocurrida el 18 de junio del 2008, fue ilegal. El “cacheo” que realizaron los policías, en las personas de los arrestados, fue abusivo,  según la conclusión de la juez.

Asimismo, excluyó como elementos de prueba la “falsa” arma de fuego y el medallón robado, encontrados en un vehículo de los acusados.

Frente a la decisión de la juez, el Procurador de la Corona, Alexandre Arel, dijo que no tenía otras pruebas que presentar contra los acusados. Por tanto, no solo Villanueva, sino también el resto de sus amigos fueron librados de dicha acusación.

Los cinco hombres fueron arrestados en la madrugada del 18 de junio del 2008, cuando circulaban en un vehículo por el centro de Montreal. Una persona había llamado al 911 relatando que unos asaltantes habían salido de un carro y que lo habían seguido por el bulevar Saint-Laurent. Fue amenazada con una arma de fuego, luego le dieron un golpe en la cara y de arrebataron un medallón que portaba en el cuello.

Fuente: La Presse