Martes, 11 de Marzo de 2014

¿Cuáles son las ventajas de volverse dueño de una propiedad?

Publicado en:
Tu casa: una realidad
Por:
Temas:

Comprar o alquilar en Montreal

Muchas veces nos hemos planteado la pregunta ¿seguiré rentando o adquiero una propiedad? Es importante evaluar las ventajas y desventajas de esta decisión.

Siempre se ven con temor los gastos iniciales y los costos de mantenimiento de una casa.  Es seguro que el estilo de vida influye mucho, así como las necesidades que se tienen, no se puede generalizar; por ello, los objetivos son muy diferentes de una familia a otra.  Es fundamental ajustarse al presupuesto que se tiene con respecto al costo mensual que se requiere, esto es lo más importante que se debe respetar.

Veamos un ejemplo para mostrar con claridad lo que implica.

Tomemos una familia, con dos hijos que pagan actualmente $1.100 mensuales en la renta de un departamento, un 5 ½  en Montreal (es decir, tres recámaras).

Comparamos este caso con la compra de una casa de $200.000, dando un pago inicial del 5% ($10.000). Entonces el préstamo hipotecario será de $190.000 pagando una mensualidad de $1.100, la cual incluye los impuestos municipales y escolares. Es exactamente la misma cantidad de $1.100 mensuales que se están pagando de renta.

Las ventajas financieras que se obtiene de este ejemplo al volverse propietario, no solo hay que verlas desde el punto de vista del corto plazo, hay que tener una proyección más extendida. Analicemos el caso a 15 años. 

En este plazo, la persona que renta va a pagar al casero $198.000, sin nada absolutamente para el inquilino al final de los 15 años.

La persona que se vuelve propietaria y que va a estar pagando los mismos $1.100 para el pago de la hipoteca e impuestos, al final de estos 15 años le va a quedar todavía una deuda de $98.000 del préstamo inicial de $190.000. Además, debemos considerar que la propiedad va a aumentar de valor a lo largo de los años.  Imaginemos un aumento de valor de solamente 2% anual durante 15 años, cuando sabemos que ha habido en los últimos años un aumento mucho mayor. Al final la propiedad va a tener un valor de $270.000, con respecto una deuda en ese momento será de $98.000. Esto implicaría un saldo a favor de $172.000 para el propietario, si lo comparamos con el inquilino que no tiene saldo a favor. Es claro que quien compra una propiedad tiene muchas ventajas económicas.

Además es muy importante saber que esa ganancia está exenta de impuestos ya que es la residencia principal. Por las ganancias de capital en la residencia principal, no se pagan impuestos a diferencia de otro tipo de ahorros.

Adicionalmente a lo anterior, la compra de una propiedad permite aumentar la calidad de vida, volverse propietario provee una libertad al ya no depender de un casero, un fuerte sentimiento de orgullo y éxito,  así como tranquilidad personal.

Si tiene alguna pregunta, pueden contactarme al 514-7589092 o por correo electrónico mvelazquezmendez@gmail.com.

Foto: Flickr / Aidan Wakely-Mulroney (CC)