Viernes, 11 de Noviembre de 2011

Ex abogado fue demandado por dos clientes prestamistas. Se sospecha haber estafado unas 15 personas

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Una demanda por quiebra fue interpuesta en la Corte Superior de Quebec, ayer, contra el ex abogado Dany Perras, sospechoso de fraude por varios millones de dólares.

Si la demanda procede, ello permitirás al síndico Litwin Boyadjian hacer una investigación a fin de determinar el destino de los fondos que las presumidas víctimas le habían entregado al indicado abogado.

Los clientes de Dany Perras se quejan por no han podido recuperar sus fondos, que a su vez fueron prestados a terceros, por intermedio de una cuenta de fideicomiso del abogado.

Dany Perras, renunció a la Barra de abogados, el 19 de octubre, después que su cuenta fue confiscada.

Las víctimas del abogado, son unas 15, que podrían haber perdido de 15 a 10 millones de dólares.

La demanda interpuesta contra el abogado procede de dos clientes prestamistas de Perras. El primero es un consejero financiero de Otremont, que le prestó 50.000 dólares en septiembre para una supuesta empresa denominada Brockstar Group of Company, de California. El dinero no fue retornado y parece que se trata de un fraude al estilo de la denominada pirámide de Ponzi.

La otra demanda proviene de un inversionista de la circunscripción de Saint.Laurent que sostiene que frente a la insistencia de parte de Perras, aceptó invertir en un terreno en la región de Laurentides, para lo cual avanzó 200.000 dólares. Luego debería haber hecho una segunda entrega por 425.000 dólares, que no lo hizo porque quería analizar mejor el proyecto.

Ante las dudas del inversionista, Dany Perras, le contestó: “¿Acaso, no tienes confianza en mí? Soy tu abogado, yo te he escogido entre todos mis clientes para hacer esta transacción”.

El 16 de octubre, Perras habría continuado haciendo “presiones extremas” para recibir los 425.000 dólares que faltaban. Pero el inversionista ya estaba bastante desconfiado de la operación, al no haber recibido ningún documento que lo justifique. Entonces le reclamó a Perras, la devolución de los 200.000 entregados adelante. El 18 de octubre Perrras, le avisó que su cuenta de fideicomiso había sido congelada y no podía devolverle la plata.

Fuente: La Presse