miércoles, 14 de mayo de 2014

Del estrés laboral al familiar: combátelo con ejercicio

Publicado en:
Salud .0
Por:
Temas:

ejercicios para combatir el estrés

Llega el lunes y lo que quieres es hundirte en tu cama y no salir más. Vas al trabajo obligado, tus tareas exceden tus capacidades y ante tu familia… eres cada vez más insoportable. ¿Te suena? El estrés laboral también estresa a tu familia.

Emociones como angustia, ansiedad,  preocupación, inseguridad, miedo, tristeza, rabia unidas a dificultades para tomar decisiones, concentrarse, pensar, estudiar son algunos componentes de la esfera emocional del estrés laboral. Corporalmente trastornos de sueño, de alimentación, dolores musculares, taquicardia, gastritis, dolor de cabeza complementan la “cajita INfeliz” que llega a la familia. Nos estresamos laboralmente  cuando ante la intensidad de las demandas laborales o problemas de índole organizacional, comenzamos a experimentar vivencias negativas asociadas al trabajo.

Una bomba de tiempo

Las presiones del trabajo mal llevadas rápidamente entorpecen las relaciones en la familia: los hombres tienden a alejarse, refunfuñar y encerrarse en sí mismos mientras que las mujeres experimentan agobio, reacciones exageradas por cosa pequeñas y  agotamiento en sí. En el medio se encuentran los hijos, quienes pueden llegar a sentirse culpables por la situación de conflicto. Un punto en común en esta dinámica son los hábitos de vida de las personas que experimentan estrés laboral: sedentarios, con trastornos alimentarios, alto nivel de exigencia en sus labores, dicen que si a todo…

Manejar el estrés laboral es cuidar de ti y de tu familia

  1. Enfrente los problemas con actitud positiva.
  2. ¡Duerma!
  3. No se comprometa más de lo que pueda.
  4. Aprenda a decir no.
  5. Busque apoyo emocional.
  6. Adquiera una mascota.
  7. Salga de paseo.
  8. Ríase.
  9. Lea un buen libro.
  10. Intégrese a la comunidad.
  11. Motívese con metas alcanzables.
  12. Use su creatividad.
  13. Fomente y disfrute las amistades.
  14. Concéntrese en el presente.
  15. Disfrute junto a su familia. 

Un punto supremamente importante: ¡haga ejercicio! 30 minutos, la mayor cantidad de los días de la semana posible. Si es en familia mejor: bajas el estrés, mejoras la percepción de ti mismo y de tu capacidad de resolver problemas, duermes mejor, formas músculos fuertes y resistentes a las actividades del día, mejoras tu capacidad de atención y concentración y la punta del iceberg para la familia es que creas lazos de comunicación en una actividad que les gusta a todos, donde puedes darte a conocer desde el disfrute, enseñándole a tus hijos que el trabajo se disfruta y la familia también. Si se puede gerenciar la vida.

Y tú, ¿cómo manejas tu estrés laboral? ¿Tienes una estrategia para llevarlo? Conversamos en twitter por @MairaPradoL

Foto: Flickr / Ms. Phoenix