Sábado, 20 de Agosto de 2011

El ala joven del PQ vacila. Se pregunta sobre el verdadero liderazgo de su jefa

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Christine Normandin, presidenta del Comité nacional de jóvenes del Partido Québeécois, si bien no es categórica en cuanto a que Pauline Marois deba dejar el puesto, sostiene que en el partido debe haber modificaciones. “Hay quienes se hacen preguntas. Esperan ver qué acciones serán tomadas por el partido”, para restablecer la confianza luego que cinco diputados abandonaron la agrupación.

Según Normandin, “nadie está en contra de Marois”, pero “algunos se toman su distancia para ver mejor las cosas. Lo que en definitiva significa que existe la duda” con respecto al liderazgo de la jefa del PQ. “Hay un consenso, por ahora, por mantener el apoyo que el Congreso a dado a Pauline Marois, pero sabemos, al mismo tiempo, que hay un trabajo a realizar”, para que los jóvenes permanezcan detrás de ella.  

Por tanto, el apoyo del Comité nacional de jóvenes no es completamente sólido como lo fue en el momento del Congreso del partido en abril pasado, donde Marois obtuvo un voto de confianza del 93 %.  

Christine Normandin participó ayer en una reunión del Consejo Ejecutivo Nacional del partido, donde es miembro de oficio, como presidente del ala joven de la agrupación. Presentará ante el Comité ciertos puntos de reflexión acerca de la cultura del partido, pero no ha querido revelar anticipadamente de qué se trataría. “Son proposiciones que deberán ser adoptadas por Pauline Marois a fin de que podamos seguir apoyándola”, precisó Normandin.  

Recordemos que durante la última reunión del Consejo Ejecutivo del PQ en junio pasado, en plena crisis, Christine Normandin tuvo un altercado con el director general del partido, Sylvain Tanguay. Este verano, han circulado rumores de una especie golpe de estado contra Normandin, pero la dirección del PQ ha negado que estén detrás de esta tentativa.  

El 9 de junio, después de la renuncia de Lisette Lapointe, de Luoise Beaudoin, de Pierre Curzi y de Jean-Martin Aussat, Christine Normandin publicó en el blog del Comité nacional de jóvenes, una carta, donde pone en entredicho el apoyo a Marois. Dice: “La pregunta que mata: ¿Debo pedir la dimisión de Pauline Marois? No, pero no esconderé que yo esperaba que el contundente voto de confianza del 93% serviría para consolidar aún más una reciprocidad de esta confianza. La ausencia de libertad ha sido una de las quejas manifestadas en los últimos días al círculo que toma las decisiones del partido. Sin embargo, yo no creo tener la legitimidad para una tal demanda (la renuncia de Marois)”.    

Mañana, al menos un representante del Comité nacional de jóvenes se dirigirá a la Asamblea del Nuevo Movimiento por Quebec (la nueva agrupación creada por los soberanistas que renunciaron al PQ), pero no será Christine Normandin.  

“Hay ciertas proposiciones con las cuales estoy de acuerdo (en referencia a la nueva agrupación), como la idea de realizar consultas a los ciudadanos. Pero lo que encuentro dañino es que se haya redoblado un ataque frontal contra el Partido Québécois y sus militantes”, dijo finalmente Normandin.  

Fuente: lapresse.ca