Jueves, 25 de Agosto de 2011

A Pauline Marois le sigue lloviendo: otro de los suyos critica su estrategia sobre el referéndum

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

La presión aumentó hoy sobre Pauline Marois, jefa del Partido Québécois (PQ). Esta vez los tiros vienen de otro de sus partidarios, el diputado de Marie-Victorin, Bernard Drainville, quien cuestiona su estrategia política sobre todo en relación a un posible referéndum. Reclama cambios para “volver a dar confianza a los ciudadanos”

En efecto, uno de los asuntos que pone en tela de juicio Drainville, es el del referéndum por la soberanía de Quebec y propone a Marois reflotar una idea que había sido propuesta por cuatro jóvenes diputados en el 2005 (Jonathan Valois, Alexandre Bourdeau, Stéphan Tremblay et Nicolas Girard, el único que aún esta en el puesto) que se denominó “referéndum de iniciativa popular”, que quiere decir que un referéndum se podría lanzar si un grupo de cerca de 876.000 electores lo piden en una carta.  

La propuesta de Drainville, parece diferente a la establecida por el partido en la actualidad, que no es otra cosa que “un referéndum tendrá lugar en el momento que el gobierno (pequista, por supuesto) lo juzgue apropiado”.  

Curiosamente en el 2005, Pauline Marois, que entonces aspiraba a suceder a Bernard Landry en la jefatura del PQ, afirmó que el referéndum de iniciativa popular “es una proposición interesante. Ella debe ser evaluada correctamente, y por qué no tomarla en cuenta”. Pero una vez que efue elegida jefa, la propuesta fue descartada.  

Para Drainville, “el referéndum de iniciativa popular es la mejor estrategia a seguir”. El experiodista de Radio-Canada, publicó esta mañana en su sitio web, los resultados de consultas que ha realizado durante este verano. Dice: “antes de llegar a la independencia, los soberanistas deben demostrar que son dignos de confianza y capaces de encontrar soluciones a los problemas de Quebec. Los pequistas (se refiere a los del Partido Quebecois) deben también hacer sus mea culpa y reconocer que ellos están lejos de las preocupaciones inmediatas y  legítimas de los quebequenses. Es por esto que una estrategia independentista como la del referéndum de iniciativa popular será ganadora, porque ella involucra a los quebequenses en el corazón del proceso de autodeterminación nacional. Ella tendrá también la ventaja de permitir a los electores soberanistas de concentrarse en lo esencial, de dejar de debatir sobre la fecha del próximo referéndum y salir de la espera de la “gran fiesta”.  

Entre otras cosas Bernard Drainville recomienda moderar el lenguaje agresivo para abordar mejor los problemas.    

Fuente: lapresse.ca