viernes, 16 de septiembre de 2011

Colusión, sobrefacturación y financiamiento ilegal de partidos revela informe secreto del gobierno de Quebec

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Un informe secreto, obtenido por Radio-Canada y La Presse, elaborado por una unidad de investigación del propio gobierno de Quebec, revela sorprendentes delitos cometidos por constructores, algunos de ellos ligados a organizaciones criminales, firmas de ingeniería, en contubernio con empleados del Ministerio de Transportes. El informe revela delitos como colusión, sobrefacturación y financiamiento ilícito de partidos políticos. La oposición a Charest a la luz de estos hechos, en bloque, demanda una investigación pública sobre la industria de la construcción

El Director general de Elecciones (DGE) está consternado y conmovido por las recientes informaciones relacionadas con el financiamiento de los partidos políticos, hechos públicos por una canal de televisión local y que corresponden a un informe secreto emitido por una unidad de investigación (la UAC) sobre la industria de la construcción.

La DGE desea, por otro lado, entrevistarse con Jacques Duchesneau, el Director de la Unité anticollusion (UAC), a fin de saber con mayores detalles el sistema presumiblemente utilizado en el financiamiento político oculto.

El portavoz de la DGE, Denis Dion, declaró que las alegaciones que circulan desde el miércoles pasado en los medios de comunicación, constituyen un retroceso, considerando los esfuerzos desplegados desde hace 30 años a fin de sanear las malas prácticas en este sentido.

“Esto que hemos sabido a través de los medios desde ayer, nos ha conmovido y nos ha consternado”, dijo Dion. Y siguió: “Cuando uno constata las alegaciones que están en el ambiente en este momento, uno no puede, ciertamente, hablar de progreso”.

La DGE está encargada de velar por el respeto de las disposiciones establecidas en la Ley electoral, especialmente en lo concerniente al financiamiento político.

Extractos de un informe de la UAC que estaban en las manos de gobierno desde hace una semana, causaron una gran conmoción después de su difusión ayer en los medios.

El documento, obtenido por Radio-Canadá y La Presse, describe los procedimientos utilizados por el crimen organizado, las firmas consultoras de ingeniería y los empresarios constructores, para asegurarse el control sobre los contratos del Ministerio de Transporte de Quebec (MTQ).

Además de ponerse de acuerdo entre ellos para esquivar los procesos de licitaciones, los actores del mundo de la construcción utilizan otras estratagemas, como la sobrefacturación, para contribuir ilegalmente a las arcas de los partidos políticos, indica este informe.

Estas informaciones sobrevienen en circunstancias que, después de dos años, el gobierno del primer ministro, Jean Charest, ha multiplicado las medidas, entre ellas la puesta en marcha de la UAC para responder a los señalamiento que se hacían de malversaciones en el sector de la construcción.

Frente a estas revelaciones, los partidos de la oposición han venido a la carga para reclamar una vez más una investigación pública, la cual Charest ha tratado de evitar hasta ahora.

El diputado pequista, Stéphane Bergeron, cree que los elementos expuestos en ese reporte de la UAC, son abrumadores. “Se trata ahora de hechos que han sido constatados por los oficiales del mismo gobierno”, dijo. El gobierno no puede más esconder la cabeza o pretender que todo esto es la mala voluntad de la gente que quiere que pierda. El gobierno debe ordenar una comisión de investigación en el más breve plazo”, agregó.  

Por su parte el jefe adequista, (ADQ), Gérard Deltell afirmó que el documento confirma los temores que se tenía sobre las práctica criminales que inflan las facturas de las inversiones en infraestructuras. Deltell también que una investigación pública es necesaria.

Françoise David, portavoz de Quebec Solidaire, afirmó que está sorprendida por la amplitud del sistema de malversación puesta en evidencia por el documento. David cree que Jean Charest está contra la pared. “Su credibilidad esta a punto de llegar a cero. O bien se realiza una investigación pública, o bien se va, o bien se convocan a elecciones, esto es lo que se debería hacer”, agregó.  

Según el reporte de Duchesneau, empleados del ministerio de Trasporte y de las firmas de ingeniería daban informaciones privilegiadas a los constructores a fin de permitirles preparar sus presentaciones.

El documento que no menciona ningún nombre de individuos o firmas, confirma también de un gran número de empresas de la construcción mantienen lazos con organizaciones criminales.

Tanto Bergeron (PQ) como Deltell (ADQ) reclaman la publicación completa del documento que, según el ministro de Transporte, Pierre Moreau, fue recibido hace más de una semana.

Moreau afirmó que 10 a 13 documentos, recogidos por la UAC, fueron transmitidos a la Unité permanente anticorruption (UPAC), donde están analizándolos.

Fuente: La Presse