viernes, 23 de septiembre de 2011

Insultos cruzados en la primera semana de sesiones de la Asamblea Nacional de Quebec

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Ayer hubo dos incidentes entre diputados en la Asamblea nacional de Quebec. Uno de ellos entre Claude Pinard, del PQ y David Whissel del PLQ, que casi se van a las manos. El otro se suscitó entre los diputados liberal McMillan y Sylvie Roy, del ADQ. A continuación la nota actualizada de este último incidente.

El ministro delegado de Transportes, Norman MacMillan se excusó ante la diputada adequista (ADQ), Sylvie Roy, por haberla tratado en términos groseros (“grosse crisse”) en la Asamblea Nacional. Estas excusas las presentó el ministro por escrito. Pero ellas no son suficientes para Silvie Roy. Ella le exige que presente sus excusas en el Salon Azul, escenario “donde se produjo el insulto”.

“Es muy fácil enviar una carta o un comunicado escrito por un empleado. Es cobarde”, afirmó Roy a La Presse. Dijo asimismo, que MacMillan la insulta frecuentemente cuando ella toma la palabra en la Cámara. “El ya me ha tratado de ‘vaca’”, soltó.

Este jueves fue la primera vez que un micrófono captó las injurias del ministro MacMillan. Silvie Roy estaba hablando contra el gobierno sobre los contratos concedidos directamente por el ministro de Transportes al exdiputado liberal, y antiguo jefe de gabinete de Robert Bourassa, Rémi Bujold.

“Tu deberías informarte, ante de hablar…”, tronó enfurecido Norman MacMillan para luego murmurar una grosería casi imperceptible pero que fue captada por el micrófono de su vecino, el ministro de Transportes, Pierre Moreau.

“Lo que dijo es infantil y grosero. Es muy pipi caca”, objetó Sylvie Roy

En su carta de excusa, Macmillan reconoce que sus palabras “han podido ser ofensivas” y que ellas “no deberían haberse dicho en la Asamblea nacional”

Durante una entrevista al cotidiano Le Droit, MacMillan explicó que “tiene un lenguaje un tanto expresivo” y que Sylvie Roy no es su “favorita”. “Es ella que me ha acusado de haber hecho un paseo en barco con Tony Accurso. Yo no diré más. Yo me excuso y no tengo más comentarios que decir”, dijo finalmente.

Roy había pedio al ministro de la Seguridad Pública si estaba en conocimiento que el primer Ministro Jean Charest “sabía que había tres ministros que estuvieron en el barco de Accurso”. Charest negó esos alegatos, revelando él mismo la identidad de los tres ministros señalados (Macmillan, Julie Boulet y David Whissel). Este rumor, en su origen provino de Benoît Labonté, el ex jefe de Vision Montréal, otro partido de oposición.

Fuente: La Presse