Viernes, 21 de Octubre de 2011

Jean Charest rectifica: La Comisión Charbonneau tendrá poder para obligar a testimoniar

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Ante la insatisfacción popular, Jean Charest dio una vuelta completa al tema de la Comisión de investigación, para finalmente aceptar que sí, dicha comisión puede obligar a las personas a testificar, precisamente el punto que sembró la polémica general.

Apenas 48 horas de haberse anunciada la puesta en marcha de una Comisión de investigación sobre la industria de la construcción, cuya supuesta ausencia de poder de dicha comisión fue critica por la población y por los medios jurídicos, el primer Ministro corrigió el entuerto hoy por la tarde.

Aprovechando su discurso de inauguración del Congreso de su partido, el Partido Liberal de Quebec, Jean Charest anunció que si en el desarrollo de su trabajo, la jueza France Charbonneau llega a la conclusión que es necesario que cuente con un poder para obligar a quien sea, “ella podrá hacer la recomendación y el gobierno lo aceptará”.

La declaración parece haberles quitado un peso a sus militantes, que no dudaron en pararse todos al mismo tiempo para aplaudir a todo dar.

“Hemos escuchado bastante sobre este sujeto. La Comisión que hemos lanzado vamos a darle toda nuestra confianza, y vamos hacer la limpieza en el sector de la construcción”, insistió el jefe liberal.

Vuelta completa

Se trata de una segunda vuelta atrás en menos de una semana para el primer Ministro, quien se opuso por todo los medios durante dos años autorizar una investigación pública sobre las alegaciones de corrupción en el mundo de los contratos con la industria de la construcción.

Precisamente, hoy un sondeo de Léger Marketing- Agence QMI, reveló que dos tercios de los quebecois están insatisfechos con la anunciada Comisión de investigaciones. Por su parte el Barreau du Quebec, le dio al gobierno un duro golpe denunciando la falta de poderes de dicha Comisión.

Justo, poco antes del inicio del congreso liberal, el ministro de Justicia, Jean-Marc Fournier, continuaba defendiendo la posición repetidas diversas veces por el gobierno, en el sentido que un poder de obligar a alguien, pone en peligro las pruebas obtenidas por los cuerpos policiales.

“Si le preguntan a los quebecois: ¿Pediría usted al gobierno que corra el riesgo que los criminales puedan evadir la prisión? Yo creo que ellos nos apoyarán”, declaró Fournier.

Aliviados

El anuncio del primer Ministro alivió el ánimo de los militantes del PLQ, que no mostraban su habitual unanimidad con la posición del gobierno, a su arribo al Congreso.

“Es un comienzo, quizá es mejor no hacer ninguna Comisión, pero no estoy totalmente satisfecho”, respondió el legado de Crémazie, Karl-Philippe Alexis.

Otros, sin criticar abiertamente, dieron entender sus reservas respecto a los buenos resultados de dicha Comisión.

¿Acaso será suficiente? Son los resultados que nos lo dirán”, dijo por su parte Lawrence Depoe, de la circunscripción de Jascques-Cartier.

Cuando en noviembre pasado, el militante liberal Martin Drapeau, reclamó la puesta en marcha de una Comisión de investigación pública, lanzó proféticamente, esta idea: “Si les damos el poder para obligar, esto arregla el problema”.

Fuente 24h