Miércoles, 2 de Noviembre de 2011

Quebec espera recibir entre 51.700 y 55.800 inmigrantes en 2012

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

“Diversidad”. Esta la palabra que utiliza la ministra de Inmigración, Kathleen Weil, para describir su nuevo lineamiento para atraer, mantener y convertir en “francophones” a quienes arriban a Quebec.

Weil propuso en la primavera pasada establecer un límite de 30% en la inmigración de cualquier región geográfica, una estrategia que fue interpretada, dice, como una reducción de la inmigración desde África y, en particular, de los países del norte de este continente como Marruecos, Argelia y Túnez.

La medida, entonces, provocó una reacción negativa, por lo que Weil se vio obligada a aclarar la situación.

“La idea es buscar la diversidad”, dijo ayer a los reporteros al momento de revelar su nuevo plan, a través del cual se espera que la provincia reciba lo mejor de las 200 millones de personas de todo mundo que están buscando un nuevo hogar.

“Estamos buscando formas de atraerlos”, dijo la ministra, agregando que tener personas con diferentes culturas y que hablan diferentes idiomas puede dar a las empresas de Quebec mucha más competitividad.

Para 2011, se espera que Quebec reciba entre 51.300 y 53.800 inmigrantes, menos de los 55.000 que se había dicho anteriormente.

Ahora bien, en 2012, la provincia espera atraer entre 51.700 y 55.800 nuevos habitantes y, entre los trabajadores calificados -el número más grande- un máximo de 18.100 se esperan de África, seguidos por 7.800 de América, 6.400 de Asia y 8.700 de Europa.

Quebec también busca atraer personas que puedan venir a la región a establecer sus propios negocios, así como refugiados y por motivos de reunificación familiar.

Weil advirtió que la meta es que al menos 65% de los que lleguen ya hablen francés.

Asimismo, señaló que quienes tengan planeado venir a la provincia, podrán mejorar el idioma a través de diferentes organizaciones internacionales establecidas en sus naciones de origen.

Existen algunas preocupaciones sobre la posibilidad de que quienes vengan a Quebec se integren con la minoría anglófona.

Pero Weil dijo que al escoger personas que ya hablan francés y haciendo los esfuerzos para enseñarles a quienes no lo hacen, cada vez más, más inmigrantes se integrarán a la comunidad francófona.

“Vamos a darle la oportunidad a todos”, aseguró.

La titular negó la tesis de que Montreal se está convirtiendo en una comunidad “anglófona” argumentando que la ciudad ha cambiado para mejor, considerando que hace 40 años el centro de la urbe vivía el día a día en inglés.

Weil, quien viene de una familia anglófona, fue educada en francés y se desenvuelve perfectamente en los dos idiomas.

Dijo que la clave para recibir a quienes vienen a Quebec es lograr la integración en el mercado laboral. “Varios gobiernos y las agencias del sector privado, así como Emploi Québec, están reduciendo el desempleo entre los inmigrantes”.

Fuente: The Gazette