Jueves, 3 de Noviembre de 2011

Reunión del Consejo Nacional del Parti Québécois fue pospuesta

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Etapa difícil para el liderazgo de Pauline Marois a la cabeza del Parti Québécois. El Consejo Nacional del partido, que debería realizarse los días 3 y 4 de diciembre próximos, fue suspendido hoy posiblemente hasta el 2012.

El anuncio fue hecho esta mañana por algunos diputados pequistas y ratificado en horas de la tarde por Carole Poirier, miembro de ejecutivo del partido.

Ayer el gobierno de Charest anunció que la fecha de la elección complementaria en Bonaventure fue fijada para el 5 de diciembre, o sea un día después del anunciado Consejo Nacional pequista.

Esta es la razón por la cual, según Poirier, fue pospuesta la indicada reunión. De este modo podrán prepararse mejor para competir con el Partido Liberal que es la agrupación que detenta el control de esa circunscripción, prácticamente sin interrupción desde 1956.

Para esa fecha Pauline Marois desea que el máximo de diputados y partidarios se hagan presentes en el lugar, incluso unos días antes, y por supuesto, durante toda la jornada de la votación.

Aunque la indicada anulación de la reunión está confirmada por uno de los miembros del ejecutivo del PQ, será mañana que en reunión del pleno del ejecutivo se ratifique esta decisión.

Dos escenarios son manejados: que se posponga el evento durante una semana o se lo pase para comienzos del 2012.

Bernard Drainville manifestó que preferiría el aplazamiento sólo por una semana, ya que señala las 76 resoluciones que deberán votarse en esa reunión están listas para su discusión. Sin embargo, esperará por lo que determine el consejo ejecutivo.

Las fuentes del diario La Presse averiguaron que la mayoría de los dirigentes del partido estarían a favor de posponer el Consejo para el próximo año.

La reunión del Consejo nacional representaba para Pauline Marois una prueba muy delicada a su liderazgo después de una dura semana en la que fue criticada por varios diputados de su partido. La proposición de “renovación democrática” avanzada por Bernard Drainville estaba prevista para debatirse en ese evento, lo que constituía para Marois un verdadero campo minado, ya que las ideas del diputado Drainville habían calado muy bien en aquellos que criticaban la gestión de la líder del partido separatista.

Fuente: La Presse