Jueves, 27 de noviembre de 2014

Mejora tus relaciones en 7 pasos (edición para las fiestas navideñas)

Publicado en:
ExponencialMente Portada
Por:
Temas:
como mejorar las relaciones Mariel Aranda

Foto: Flickr / Paulisson Miura (CC)

La temporada de fiestas navideñas propician que las familias y los amigos se reúnan en torno a una mesa llena de comida y convivan.  A veces, a pesar de que las personas se tengan cariño o estima, se generan fricciones por diferencia de opiniones o por que la relación ha sufrido algunos desgastes.  Durante el periodo de fiestas navideñas se resalta la necesidad de cordialidad, porque se incrementa el nivel de convivencia y los individuos necesitan realmente un espacio de descanso y paz.

A continuación comparto siete pasos que se pueden seguir para incrementar el ejercicio de la empatía y mejorar las relaciones con los demás, sobre todo con las personas que importan.

  1. Sal de tu contexto. Considera que tu forma de pensar tiene qué ver con tu experiencia, tu educación, tus creencias sobre la vida y sobre las cosas, tu alrededor, tus temores y todo lo que te hace ser tú.
  2. Entra en el otro contexto. Imagina que, literalmente, te pusieras en los zapatos de la otra persona. Piensa como si fueras esta persona y desde ese punto de vista revisa tus creencias, tu pasado, tus relaciones, tus ideales, tus miedos, tus frustraciones y tus inseguridades.
  3. Ve la historia desde tus nuevos zapatos. Visualiza la situación que genera fricciones desde este punto de vista. Mírate a ti mismo desde los ojos de esta persona, cómo reacciona tu yo ante las situaciones, escucha tus palabras y siente…
  4. Encuentra los puntos de cambio. Imagina, desde esta perspectiva, que pudieras pedirle a tu yo que hiciera las cosas de diferente manera para evitar roces y heridas. Ojo, hay que ser justos y objetivos en este punto.
  5. Visualiza la nueva historia en potencia. Fantasea sobre cómo sería la relación de tu yo con esta persona a quien le estás pidiendo prestados sus zapatos, si tu yo hiciera caso de las recomendaciones anteriores.
  6. Regresa a tus zapatos. Imagina que vuelves a tu propio punto de vista, pero que ya no te es desconocido el sentir y el pensar de la otra persona.  Piensa si te es posible hacer pequeños cambios de actitud (incluyendo tu lenguaje corporal) y cómo pueden impactar en la relación.
  7. Experimenta. Intenta hacer algunos cambios, pequeños detalles o gestos amables, y observa lo que pasa.

No subestimes el poder de una sonrisa. Todo cambio tiene un impacto, aunque a veces ese impacto sea secreto y se anide en un corazón callado.

Quédate conmigo y permíteme aprender de ti.

Para leer más textos de Mariel Aranda (en inglés): http://mightymindnlp.wordpress.com/blog/