viernes, 26 de diciembre de 2014

Un regalo para mí

Publicado en:
Familias Multibandera Portada
Por:
Temas:
Foto: Flickr / Shandi-lee Cox

Foto: Flickr / Shandi-lee Cox

En estas épocas navideñas, en las que a veces estamos tan agitados buscando regalos, organizando todo lo que tenemos que hacer, recibimos a nuestras familias o viajamos a verlos. Es difícil poder guardar un poco de calma. 

Hoy les propongo hacer una pausa para darse un regalo especial. Se trata de una frase que en coaching le llamamos  ”El Propósito”.  

Un propósito es una frase corta que se puede integrar en cualquier área de mi vida. 

Tal vez se preguntarán “¿y de qué me va a servir esta frase?”. Les explico: Nuestra conversación interior, nuestra mente, está llena de distintos pensamientos o frases que nos repetimos una y otra vez sin ni siquiera darnos cuenta.

Mientras más repitamos una frase, terminamos por memorizarla, por integrarla, y por actuar en coherencia con ella. Desde un punto de vista científico lo que sucede es que nuestras neuronas generan conexiones nuevas. 

Por ejemplo, si de niño te pico una abeja, y te dolió, entonces cada vez que vez una abeja piensas “peligro” y esto te genera una emoción que es el miedo. Durante años cada vez que cruzas una abeja o algo que se le parezca, te repites “peligro” , “peligro”, “peligro” hasta que de pronto dejas de  escuchar en tu mente la palabra “peligro”  y solo sientes miedo al ver una abeja.

Conocer esto es maravilloso, porque quiere decir que somos capaces de generarnos emociones a través de nuestros pensamientos. Si podemos generarnos miedo; como en el caso de la abeja,  entonces también podemos generarnos emociones positivas como amor, paz, felicidad, tranquilidad, equilibrio o cualquier otra que se les ocurra.

¿Quá pasa si con plena consciencia hoy pienso en una frase positiva que me genere una hermosa emoción? Pues pasará como con la abeja. Solo que esta vez mi emoción es la que elijo YO y me la regalo YO en plena conciencia. 

El paso numero uno es encontrar mi frase,  esa que me haga sentir bien a mí. Como: “soy paz” o “soy amor”, “soy equilibrio”, “el amor esta conmigo”, “la paz esta dentro de mí”, “soy felicidad”, “soy salud”,  o cualquier otra que te genere esa emoción positiva que tu quieres.

Ahora te invito a que cierres los ojos y pienses en esa frase que te estas regalando hoy. Créela, decrétala, respira profundo y siéntela. Observa como tu cuerpo esta respondiendo a esta emoción positiva relajándose y  sintiendo profundamente esa paz, ese amor o equilibrio esto que yo quiero dentro de mí.

Para integrarla fácilmente puedes repetirla antes de dormir como parte de tu rutina nocturna o bien al despertar por la mañana. La idea es repetirla lo más posible durante algunos días.

Observa como los primeros días tendrás que recordártelo hasta que se convierta en algo automático. Y verás cómo llega un punto en que te lo has repetido tanto, que será ya parte de ti, y cuando estés en una situación en que quieras traer a ti la calma, solamente piensa en este bello regalo que te estás dando hoy. 

Me encantó compartir con ustedes esto. Les deseo lo mejor para estas fiestas y el nuevo año que llega. 

Para mas detalles puedes escuchar el podcast.

      Un%20regalo%20para%20mi