Domingo, 24 de Julio de 2011

Sorprendente victoria de Lewis Hamilton en el Gran Premio de Alemania

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:

El inglés Lewis Hamilton se llevó el Gran Premio de Alemania. Fernando Alonso, piloto español de Ferrari, termnó segundo en una emocionante carrera cuyos resultados estrechan la tabla general de posiciones y dan vida al campeonato mundial de Fórmula 1. Mark Webber cerró el podio. 

Crónica de ABC:


Alemania devuelve la vida a este Mundial energético y agitado después de una impredecible carrera. Ganó Lewis Hamilton , con Fernando Alonso y Mark Webber como compañeros de podio, foto histórica en el presente curso porque en ella no aparece el líder del campeonato, Sebastian Vettel. Los aliados se entienden en la lucha por acercarse al líder, que terminó finalmente cuarto por detrás de Felipe Massa. El Mundial se resiste a morir, Alonso no se rinde. 

El español sale de esta carrera a 86 puntos de Vettel, todo un mundo, tan lejos pero algo más cerca. La credibilidad de que un campeonato emocionante es posible hasta la última vuelta pasa por las carreras europeas, que continúan, con el Gran Premio de Hungría, del próximo fin de semana. De momento, es real el crecimiento de Ferrari, apagado durante un primer tramo de decepciones y medallas de chocolate. Idéntica sensación en McLaren, catapultado por el talento inagotable de Hamilton. 

La carrera se resolvió entre múltiples adelantamientos que censuran los comentarios sobre el aburrimiento de los domingos y los coches. Pendiente el personal del cielo, que dio una tregua pese a los intimidantes nubarrones que apenas dejaron caer cuatro gotas, se vivió una salida apasionante en la que Alonso, tal y como prometió, atacó a Vettel desde su cuarta plaza, cuestión de agallas y necesidad imperiosa. Por detrás, Massa despistó para que el alemán le cerrará la puerta y se benefició el asturiano mientras Hamilton ni se esforzaba en superar a Webber, a quien la pole no suele sentarle demasiado bien. Consumada la primera vuelta, y después de que Alonso perdiera la posición con Vettel por un despiste, carrerón a la vista.

Hubo prácticamente de todo, con gritos y suspiros en una grada muerta de frío. Alonso volvió a pasar a Vettel y el germano hizo un trompo que le condenaba a luchas menores. Hamilton, Webber y Alonso, los tres aspirantes, cabalgaban hacia el triunfo.

En el apasionante intercambio de golpes entre Hamilton y Webber, Alonso se acercó para hacer de la victoria una cuestión de estrategia. Alonso, feroz con varias vueltas rápidas, tuvo el oro en sus manos porque llegó a salir primero del taller, pero le castigaron los neumáticos fríos y le rebasó Hamilton. Mientras, se confirmaban los problemas de frenos de Vettel, enfrascado en una bella pelea con Massa. El germano ganó en esa carrera paralela que se resolvió en la última vuelta con un cambio de gomas asombroso, con una tuerca impertinente que se perdió en el coche del brasileño. Mala suerte después de una faena notable.

No hubo cambios en cabeza tras la última parada, bien negociada por Hamilton y sus mecánicos. Alonso se conforma con un segundo puesto meritorio que da valor a la victoria de hace dos semanas en Silverstone y al tercero de Valencia. Está muy lejos, sí, pero le tendrán que descartar porque él nunca lo hará. Y Vettel, después de su peor fin de semana del año, trabaja algo peor con la presión.