Jueves, 21 de Julio de 2011

La historia de Alexis Sánchez, el nuevo delantero del Barcelona

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:

El delantero estrella de Chile, Alexis Sánchez, se convirtió oficialmente en jugador del Barcelona, luego de varios días de rumores.

La presión ya recae sobre el joven de 22 años, quien deberá ganarse a punta de trabajo, un puesto dentro del mejor equipo del planeta.

El portal intereconomía publica un gran perfil sobre el chileno:


Nació en Tocopilla y con estrella. Con solo 22 años, Alexis Sánchez está llamado a marcar una época en el fútbol chileno. Guardiola ya tiene al delantero que quería. Conocemos con este artículo más acerca del “Niño Maravilla”.

El Niño Maravilla’. Así es como se conoce a Alexis Alejandro Sánchez (Tocopilla, 1988). El nuevo integrante de la plantilla del Barcelona. Un hombre que tras más de tres años en el Udinese tendrá la opción de ver cumplido el sueño de “ser el mejor jugador del mundo” tal y como anunciaba con un inusual desparpajo hace apenas unos años en su Chile natal.

A sus 22 años, es ya una realidad para el mejor club del momento. Nada es fruto de la casualidad. Son pocas las cosas que dependen del azar en esta vida. El enorme desembolso realizado por la entidad azulgrana tiene una explicación. Esta es su historia. El pequeño Alexispronto aprendió que nadie le regalaría nada. Todo tendría que venir a través del esfuerzo y el sacrificio. No lo tuvo fácil. Una dura infancia en la ciudad portuaria de Tocopilla ha forjado un carácter indomable.

La ciudad del norte de Chile fue su cuna, sus raíces, un pedazo de él. La misma que vio crecer al genial director de cine Alejandro Jodorowsky, cuyo salvaje y desconcertante ‘Western’ de 1970 ‘El Topo’ fue una de las películas favoritas de John Lennon. Un tipo hecho a sí mismo con las ideas claras y un sueño entre ceja y ceja: triunfar.

El nuevo jugador del Barcelona creció sin el calor de una figura paterna. Un hombre que abandonó el hogar cuando Alexis correteaba con los pañales puestos. Fue Martina, la madre, una mujer valiente y con un coraje inaudito la que a base de trabajo consiguió sacar a sus cuatro hijos adelante. Interminables y extenuantes jornadas de trabajo, repartidas entre la venta de periódicos y marisco, tuvieron la culpa. Bendita culpa.

El riesgo de caer en la marginalidad y que el imperante deseo de que algún día un estadio lleno coreara su nombre no se viera cumplido estaba ahí. En realidad, era lo fácil en un ambiente complicado y difícil. Pero ahí estuvo su familia. Humilde pero con unos valores que no se compran con dinero. Y en ello tuvo mucho que ver la figura de su tio, José Delaigue, quien se hacía cargo eventualmente del pequeño y que falleció el pasado mes de mayo víctima de un cáncer.

Un crack desde pequeño. “Aquí en Tocopilla, Alexis se dio a conocer inmediatamente; quien lo veía se daba cuenta de que era un fuera de serie. Todos los clubes lo querían tener, lo pedían prestado: ‘hay un campeonato en Iquique (ciudad situada a 230 kms de Tocopilla), ¿nos prestan al niño por unos días?, explicaba al diario ‘Sport’ Juan Segovia, entrenador y profesor de Sánchez. Por aquel entonces, la familia Sánchez ni siquiera tenía recursos para facilitarle unas botas.

De hecho, Alexis tuvo que pedir unas prestadas para un torneo sub-14 cuando sólo tenía 12 años. Campeonato en el que maravilló a propios y extraños anotando ocho goles en un solo partido. Tras esto, el mismo alcalde de Tocopilla le regaló un par de botas para que pudiera seguir driblando con aquella pasmosa facilidad.

La precocidad siguió formando parte de su vida y con 15 años se incorporó a la cantera del Cobreola. Con 17 años, debutó en el primer equipo y 17 meses después el Udinese se hacía con sus servicios a cambió de unos tres millones y medio de euros. Sin embargo, la directiva transalpina le vio como una opción de futuro y terminó cediéndole, primero al Colo Colo chileno y más tarde a River Plate. A pesar de lograr títulos con ambos conjuntos, puso en evidencia uno de sus mayores defectos: su individualismo.

Aunque esa crítica, la misma que encandilaba a los hinchas chilenos y argentinos, quizá fuera la que le hizo destacar y cruzar el charco. Jugador de banda, con potencia, velocidad y desborde. Un caramelo para los equipos del viejo continente a pesar de la supuesta indisciplina y adecuación táctica para el fútbol europeo.

 Nadie pudo cambiar su esencia. Ni sus técnicos en Colo Colo ni los mismísimos Daniel Pasarella y Diego Pablo Simeone en River pudieron con él. “Ni aunque se la pidan 55 la da”, llegó a decir el ‘Cholo’ en una ocasión. Pero de eso ya nada queda. La reconversión llegó tras su llegada al Udinese en la campaña 2008/2009.

Y esta, su tercera temporada en una liga tan cerrada en la que la disciplina y la táctica se imponen al fútbol vistoso, ha sido la de su confirmación. 12 goles y 11 asistencias en el equipo de la famila Pozzo, dueña también del recien ascendido Granada, avalan la permuta en su juego. Cosas del destino, mientras uno de los histótricos del fútbol argentino lucha por evitar un catastrófico descenso, AlexisSánchez terminó la temporada siendo nombrado el mejor hombre del fútbol italiano.

“De un entorno sin futuro a la gloria futbolística”. Esta fue una de las frases que utilizó el diario ‘Sport’ para definir la vida y obra de un hombre que, pese a su corta edad, lleva formando parte de los corrillos futbolícos desde hace algunos años. Casi un pecado carnal en los austeros tiempos que nos sacuden y que contradice el gusto por la cantera, seña de identidad del Barça en los últimos años.

Para muchos una joya demasiado cara, sin experiencia en el fútbol de más alto nivel. Para otros, una innegable muestra de confianza en el talento innato, la clase y el liderato. Sin duda, el mejor final a una historia de esfuerzo y superación por llegar a lo más alto.