Sábado, 23 de Julio de 2011

Paolo Guerrero guía a Perú hacia el tercer lugar de la Copa América frente a Venezuela

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:

Sábado de reivindicación, de nuevos tiempos y de una nueva generación del fútbol sudamericano. En La Plata, Perú venció a Venezuela en la final de los merecedores.

Un juego por el tercer lugar de la Copa América que tiene sabor a final de Copa del Mundo para dos naciones que se atreven a retar al alto mando del fútbol de Suramérica.

Sólido 4-1 para una selección que hace nada estaba en el sótano del continente. Frente a ellos, Venezuela, la heroica selección que se ganó el respeto de todo el continente, pero aún más importante, el respeto de su país.

Vinotinto

El torneo que jugó Venezuela fue épico, romántico y aleccionador. Fue la muestra que, aún llegando tarde, se puede ser el rey de la fiesta.

La herida de la Vinotinto fue más profunda de lo pensado. La injusta y dolorosa caída ante Paraguay fue vertiginosa, dolió en el cuerpo y la mente.

Venezuela salió a comerse a Perú, orgulloso y sediento de demostrar que merecía estar mañana domingo en el Monumental frente a Uruguay.

Pero el corazón pudo más que la cabeza. La sangre caliente jugó en contra de la técnica, del cierre oportuno, del tiro preciso. La defensa se quedó sin gasolina en los metros finales y Perú supo aprovecharlo.

El inmortal José Manuel Rey volvió a la titular, esa que parecía exclusiva para él, pero llegó a otro ritmo, con otra tonalidad y distinto tempo. Perú, con su velocidad y con un Paolo Guerrero en su alineación, explotó esa grieta como un hacker rompe códigos a su paso.

Vino el primero y el segundo, goles basados en velocidad y desequilibrio, de esos que dejan a los mediocampistas corriendo de frente a su arco, sin posibilidad de llegar a la cita.

Pero la Vinotinto no moriría sin luchar. Arango clavó un puntillazo de esperanza. Arango el capitán, el que aprendió a ser capitán.

Dos cosas serán recordadas de ese gol. 1) Salida rápida de Renny Vega, con ese botepronto perfecto, con el que saca elogios y críticas en el torneo venezolano y la Copa Libertadores. 2) El pase de Yohandry Orozco, de crack, de jugador distinto que genera envidia por su juventud.

Para Venezuela el 4-1 fue mentira, algo que no pasó, imposible de manchar la hazaña de un grupo que por primera vez no se preocupó por lucir bien, sino por avanzar.

Perú

Perú revivió, salió de la terapia intensiva en la que se encontraba en los últimos años. Demostró que tiene las individualidades necesarias para sacar puntos y pelear puestos.

Y también tiene a Paolo Guerrero.

El delantero del Hamburgo aclaró dudas y reclamó su status de jugador de élite. Corrió, definió, se quejó y marcó hat-trick para poner a su país como el tercero mejor del continente.

Los goles peruanos fueron como los dicta el manual de estilo que debe reposar en algún lado de su Federación. Velocidad, quiebre y un zapatazo letal.

Aplauso al veterano Sergio Markarián, quien sacó su chapa de conocedor del fútbol peruano, donde ha ganado campeonatos. El uruguayo parece de a poco ir reconstruyendo todo lo que había quebrado dentro del camerino de la selección de la franja roja.

Queda trabajo, pero Perú logró la motivación necesaria para sanar a un fútbol que tuvo épocas de oro.

Goles, fútbol ofensivo y emotivo. El choque por el tercer lugar fue especial, más que por los 90 minutos, por lo que significó para dos naciones rebeldes.

Pablo A. Ortiz – Twitter: @PabloJinko – NoticiasMontreal.com

Formaciones:

Perú: Raúl Fernández; Renzo Revoredo, Alberto Rodríguez, Cristian Ramos, Aldo Corzo; Adan Balbín, Paulo Cruzado, Carlos Lobatón, Víctor Yotún; Paolo Guerrero y William Chiroque. DT: Sergio Markarián.

Venezuela: Renny Vega; Roberto Rosales, José Rey, Oswaldo Vizcarrondo, Gabriel Cichero; César González, Luis Seijas, Tomás Rincón, Yohandry Orozco; Giancarlo Maldonado y Nicolás Fedor. DT: César Farías.

Cancha: Ciudad de La Plata

Árbitro: Wilmar Roldán (Colombia)