Martes, 2 de febrero de 2016

Reconocimiento de competencias en Canadá: Un problema que afecta principalmente a los inmigrantes

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:
Inmigrante Canada BienvenidaFoto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

El reconocimiento de credenciales ha estado por años en lo alto de la lista de prioridades de las autoridades en materia de inmigración, aunque los avances en la última década parecen ser insuficientes.

Esto, al punto, de que la economía canadiense se está perjudicando.

En el año 2012 la Conference Board of Canada publicó un estudio para demostrar el impacto que tiene el no reconocer de manera más eficaz los títulos y credenciales profesionales de los inmigrantes que llegan al país, así como los canadienses que se formaron en una provincia distinta a la que viven.

En ese momento, a inicios del siglo XXI, los investigadores determinaron que los cientos de miles de personas que tienen problemas para conseguir un empleo acorde a sus conocimiento podrían sumar entre 4,1 y 5,9 millardos de dólares si se mejorara el sistema de reconocimiento de credenciales.

Unos 15 años después, está proyección aumentó a entre 13,4 y 17 millardos de dólares.

Un problema sin resolver

Según las estimaciones de la Conference Board of Canada, el 2,83% de la población del país sufre de “alguno de los tres tipos de retos por reconocimiento de aprendizaje: el no reconocimiento de credenciales internacionales, las credenciales interprovinciales y el aprendizaje empírico”. En el año 2001, cuando se hizo la primera edición de este estudio, esta proporción era de 2,17% de la población.

Los autores calculan que 844.000 personas en el país están o subempleadas o simplemente desempleadas por no poder reconocer sus credenciales, de estas unas 524.000 cuentan con títulos y credenciales obtenidas en el extranjero, 200.000 con títulos de otras provincias y

unos 120.000 que cuentan con aprendizaje empírico, producto de su experiencia, el cual no es reconocido.

El factor de la inmigración

El sector más golpeado por esta situación, según los autores del estudio, son los inmigrantes, quienes representan el 60% de los afectados por el frágil reconocimiento de estudios y capacidades. A esto se suma una tendencia que demuestra claramente este argumento.

En 1970 los inmigrantes, su mayoría llegados luego de la Segunda Guerra Mundial, ganaban 75 centavos por cada dólar que ganaban los nacidos en Canadá. Para mediados de los años 2000, esta brecha cayó a 65 centavos, lo cual va en contra de la lógica si se toma en cuenta que en 1981 sólo el 13,9% de los inmigrantes llegaban con títulos universitarios, mientras que en 2006 esta proporción fue de 42,2%.

Además, la demanda por trabajadores de alto nivel ha aumentado 3% desde 1999, y representa el 36% de todos los puestos de trabajo nuevos. En el sentido inverso, la demanda de trabajadores de bajo nivel se ha mantenido sin variaciones en los últimos años.

Las recomendaciones

La Conference Board of Canada señala que es hora de “ir hacia delante”, con una reforma en varios niveles que atienda las ganas de casi un millón de personas que quieren certificar sus conocimientos para conseguir mejores empleos.

Por un lado están las fallas del sistema de inmigración, el cual no hace del reconocimiento de diplomas un tema central. Si bien el gobierno federal y las provincias han propuesto algunas medidas, falta que estas se apliquen de manera continua y previo a la selección y llegada de los nuevos residentes.

Además está el factor de independencia con el que cuentan las provincias para dictar sus reglas sobre las distintas profesiones. Por eso los autores señalan que es necesario crear estándares nacionales, a través, si es posible, de un solo organismo. Sin embargo, si esto no fuera posible consideran que las provincias podrían “fusionar” varios de sus organismos para que sean más efectivos y abarquen a una mayor cantidad de profesionales de ramas similares.

Otro problema es la falta de interés por parte de los empleadores para cambiar las cosas. Los casi 900.000 canadienses afectados por este problema sólo representan menos del 5% de toda la fuerza laboral del país, por lo que no existe una motivación para debatir el tema.

Para esto es necesario que el sector empresarial se acerque más al sector educativo, con políticas que hagan más sencillo el proceso de reconocimiento durante los estudios.

De igual forma, la Conference Board of Canada señala que se necesita más apertura y transparencia en los modelos actuales de reconocimiento de credenciales y diplomas, para que sean más efectivos.

VER MÁS:

¿Quieres seguir leyendo?
Pablo A. Ortiz
pablo@noticiasmontreal.com

Fotógrafo, periodista y uno de los fundadores de NM Noticias. Venezolano-canadiense con experiencia como periodista deportivo especializado en fútbol. Viven en Montreal desde hace varios años con s...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

En fotos: Hat-trick de Drogba y...

El Impact de Montreal volvió a la victoria y de forma contundente. El club goleó 5-1 al Philadelphia Union, con un triplete de Didier Drog...

thumbnail
hover

En fotos: el entrenamiento del Real...

Con Zinedine Zidane al frente, dirigiendo cada detalle, el Real Madrid practicó este jueves frente a los medios de comunicación en el Cent...

thumbnail
hover

BCAA advirte los riesgos viales a...

La Asociación Automovilística de Columbia Británica (BCAA por sus siglas en inglés) insta a los padres a tomar medidas vigilantes para p...