jueves, 3 de marzo de 2016

Diario de un migrante: A este hotel no vuelvo

Publicado en:
Crónicas de Inmigrantes
Por:
Temas:
Foto: Flickr / rene de paula jr (CC)

Compartiré historias de migrantes como yo. Las he escuchado en el metro, en el bus, en clases, en los insólitos empleos que jamás pensé hacer. Serán relatos cortos sobre esfuerzos, incertidumbres y nostalgias. Algunos parecerán cuentos, pero la realidad supera cualquier ficción. En muchos casos cambiaré los nombres de los protagonistas salvaguardando su identidad: ellos me confiaron sus historias, pero quizá otros, leyéndolas, se sientan más acompañados en esta tierra de lejanías y sueños. Los migrantes anónimos tenemos tanto qué contar. Soy periodista y llegué a Canadá en abril de 2014: se disipaba el invierno; asomaba la primavera.

  1. A este hotel no vuelvo

Tranquilo, tranquilo, take it easy, man, le digo al viejo italiano que me acaba de empujar en la cocina haciéndome desparramar los platos sucios. Dos jóvenes rumanos, testigos asustados, recogen los platos de un salto. El italiano debe tener unos 70 años. Es canoso, bajo y regordete, con lentes y aires de mandamás. Escuché que era uno de los dueños de este gran hotel, y quizá eso le da derecho de gritarme en inglés, en francés, en italiano, en todos los idiomas posibles en esta tremenda fiesta matrimonial donde trabajo como mesero:

– ¡Trabaja rápido! ¡Trabaja rápido! ¿No necesitas el trabajo? ¡Acaso no necesitas el trabajo!, me increpa el jefe italiano.

– Take it easy, man, le respondo en mi inglés masticado, y con ganas de descargar los desperdicios de los platos en su traje limpio de jefe mandón. Toda mi furia contenida, mi frustración de periodista convertido en mesero.

Salgo apurado de la cocina y lo dejo gritando a mis espaldas.

Ya en el jardín del hotel, los invitados del matrimonio siguen gozando como en festín romano; y yo, con mi herramienta de labor bajo el brazo: la bandeja, le cabaret, recojo las sobras con prontitud y sonrisas. Porque siempre hay que sonreír, siempre. Así el invitado te derrame le vine rouge sobre el mantel blanco, u otro, ya embriagado, se te atraviese mientras haces malabares con los platos. Sonríe, sonríe siempre.

La semana pasada, en este mismo hotel, pero en otro salón (porque en este inmenso hotel todos los sábados hay rumba), trabajé con un grupo de mozos cuyo jefe era un marroquí. Buena gente, el marroquí. Un poco gritón, pero buena gente. No era como este italiano gruñón. Sólo que el marroquí me hizo trabajar sin parar desde las seis de la tarde hasta las cuatro de la madrugada del día siguiente. Al principio hubo que colocar las mesas y las sillas para preparar el salón y, al final de la fiesta, desmontamos todo. Los pies me latían como corazones locos y esperé casi una hora el bus para volver a casa. La météo marcaba menos cinco grados, pero el pago era a once dólares la hora. Así que aguanté.

Pensándolo bien, la otra semana ya no vendré a este hotel. Acá no te dan ni un break. No es como cuando trabajaba en los eventos del Viejo Puerto con el árabe: hasta de comer me daban. Aunque fueran las sobras del buffet, eso no importaba: eran sabrosas viandas que no había probado ni en mi país. Allá, en el Viejo Puerto, la cosa sí rendía. Aquí no. Y aunque necesito el trabajo, en este hotel mucho gritan. Llevo poco más de un año en Montreal. Mi esposa y mi hija me esperan en casa. Aún no hablo a la perfección ni el inglés ni el francés, pero ya es hora de buscar algo mejor. No, señor: a este hotel no vuelvo. 

cebracamonte@gmail.com

Carlos Bracamonte
cebracamonte@gmail.com

Carlos Bracamonte: periodista peruano afincado en Montreal. Autodidacto. Amador de su familia, de la música afro latino caribeña, del cine clásico. Analista deportivo (futbolista gris). Sigue la...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Quebec recibirá 51.000 inmigrantes en el...

A finales de octubre el gobierno de Quebec presentó su plan de inmigración para el año 2018. El documento, que por ley debe presentar el ...

thumbnail
hover

Québec Solidaire promueve la independencia con...

Québec Solidaire parece prepararse para la campaña electoral del año 2018, y quiere hacer intentando atraer los votos de las distintas co...

thumbnail
hover

Sobre las mezquitas de Montreal, la...

La actualidad mediática en Quebec estuvo acaparada esta semana por una –otra- noticia sobre la comunidad musulmana y sus dificultades apa...