martes, 15 de noviembre de 2011

Venezuela derrota a Bolivia y confirma un histórico arranque en las eliminatorias

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:

La historia reciente decía que sería un juego difícil para Venezuela. En los últimos años la Vinotinto había tenido problemas en Pueblo Nuevo cuando enfrentaba a Bolivia.

En esa cancha los altiplánicos le sacaron un empate a los venezolanos en el inicio de su Copa América, por allá en 2007. Los complicó también en las pasadas eliminatorias, cuando la Vinotinto tuvo que anotar cinco goles para poder ganar un partido que estuvo marcado por la lluvia y por la renuncia de Richard Páez como técnico de Venezuela.

Las estadísticas decían que sería un partido difícil, pero Venezuela en esta oportunidad tenía algo que nunca había tenido: la suerte y el temple de los equipos grandes, de los que ganan como sea. Eso se lo ha ganado Venezuela de a poco.

Y así pudo hacer respetar su casa y vencer 1-0 a Bolivia en la cuarta fecha de las Eliminatorias al Mundial de Brasil 2014.

Bolivia jugó de manera inteligente, consciente de sus limitaciones y de la altura del reto que tenía por delante. Pero sirvió. Ahogó a la Vinotinto con su pasividad, con su paciencia para esperar al rival. Los locales llegaban con fuerza pero el balón ni se acercaba al arco.

Pero los venezolanos recordaron el as que tenían bajo la manga, ese que sorprendió a la Argentina de Sabella. Balón parado, centro, cabezazo y gol. Oswaldo Vizcarrondo se llevó a todo el mundo por delante y metió un frentazo que hizo estallar al estadio de San Cristobal, al suroeste de la nación vinotinto. Los locales necesitaron 26 minutos para poner las cosas en orden.

Uno para Fernando Amorebieta, uno para Oswaldo Vizcarrondo. El continente suramericano envidia a la pareja de centrales que tiene Venezuela en la actualidad. Marcan, imponen respeto y cabecean dentro del arco rival. Nota perfecta.

Pero la tarea no estaba terminada. Bolivia, ingenua pero consecuente, fue asomando la cara, esperando el error. Y los hubo. La Vinotinto regaló en el segundo tiempo un par de tiros libres que bien pudieron arruinar la fiesta. Pero la defensa y en un caso el arquero Renny Vega, mostraron la entereza mental para hacer el cierre oportuno o el manotazo milagroso.

Venezuela termina así el 2011 con siete puntos, igual que Argentina y Uruguay. El sueño de los venezolanos se empieza a materializar poco a poco, gol a gol y victoria a victoria. Mañana sorprenderán a muchos al aparecer en lo más alto de la tabla de la Conmebol, aunque para sus rivales esa es noticia vieja, ya saben que para sacarle puntos a la Vinotinto hace falta dejar sudor y sangre en la cancha.

Foto: Reuters