jueves, 16 de junio de 2016

De cómo el click-baiting “legalizó” la zoofilia en Canadá a los ojos de Latinoamérica

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:
zoofilia canada sexo animalFoto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

Entre los medios de comunicación y los lectores existe un acuerdo tácito: yo, lector sin tiempo de verificar noticias, deposito en ti, medio de comunicación, la confianza de que harás tu trabajo de investigación para traer a mis ojos la verdad de lo que necesito saber a diario.

La era digital ha traído un universo de cosas buenas al mundo informativo: inmediatez, participación ciudadana y la posibilidad de alcanzar audiencias cada vez más grandes. Sin embargo, en una sociedad cada vez más acostumbrada a leer titulares, la era digital también trajo el llamado click-baiting, en el que muchos medios se dedican a poner titulares escandalosos como carnada para atraer los clics hacia su sitio web. Después de todo, el tráfico de lectores es la medida que vale a la hora de vender publicidad, y la única manera de mantener un medio digital gratuito con vida.

Hay una línea muy delgada en la que el click-baiting pasa a ser desinformación, y ese es exactamente el caso que llamó mi atención.

Uno de mis contactos en Facebook compartió una noticia de un medio en español diciendo que Canadá había legalizado la zoofilia siempre y cuando no hubiese penetración en el acto. Radicada en Montreal desde hace cinco años, pensé dos cosas: si esto fuese cierto, lo habría leído primero en un medio local, y además, esto no se corresponde con la cultura local.

Entré a leer el artículo y encontré muchos vacíos, pero también encontré un enlace al artículo de donde sacaron la información y, en éste, otro enlace a la sentencia del tribunal en el caso citado. Cinco minutos y tres clics después, estaba frente a la verdad.

¿Qué fue lo que pasó realmente?

La Corte Suprema de Canadá fue interpelada respecto al caso de D.L.W. en Columbia Británica, un hombre acusado de pedofilia y zoofilia. La defensa acudió al organismo para desechar los cargos de zoofilia ya que los actos cometidos por el hombre no implicaban penetración, de acuerdo con la definición conocida del delito en la Confederación.

¿Por qué la zoofilia fue legalmente definida como penetración a animales? Probablemente, en la época, era la manera conocida de practicarla.

El juzgado se encontró en la imposibilidad de levantar cargos de zoofilia contra el acusado porque el significado legal del término está restringido a la penetración. Sin embargo, la Corte Suprema instó al Parlamento a revisar la definición del delito, ya que este ente es el único que puede tomarse esa atribución.

De acuerdo con el texto de la Corte Suprema “no hay una provisión estatutoria expandiendo el alcance del delito de bestialidad y además, no hay nada en la historia y evolución legislativa que apoye la intención parlamentaria de hacer ese cambio de manera implícita. La claridad y certeza requeridas están completamente ausentes. Las cortes sólo pueden concluir que un nuevo crimen ha sido creado si las palabras utilizadas para ello son certeras y definitivas.”

¿Qué pasaría si el tribunal se adapta a la situación y acepta los cargos haciendo una interpretación flexible de la ley? Se crearía jurisprudencia a ser utilizada en otros casos. Es decir, ante este precedente, otros defensores podrían solicitar una interpretación más flexible de la ley para sus casos, apoyándose en el precedente de este caso. Es lo que en inglés llaman slippery slope, y puede llevar a consecuencias inimaginables.

A la altura del rol

Ahora, ¿qué pasa con la confianza de un lector en los medios de comunicación cuando éste constata que noticias falsas como ésta no pasan ningún tipo de filtro antes de ser republicadas a partir de otros medios?

Por una parte, los más críticos lo pensarán dos veces antes de creer cualquier titular. Luego del video de John Oliver explicando como la mayoría de los titulares de prensa que citan estudios científicos son completamente falsos, esta semilla está bien sembrada y me lleva a dudar de todo lo que leo.

Lo más peligroso es pensar en aquellos que siguen confiando en los medios de comunicación (como debería ser) para proveerlos con información en la cual basar sus decisiones diarias.

Sólo tomaba cinco minutos y tres clics para descubrir que esta noticia era falsa. En el mejor de los escenarios, ninguno de los medios que reprodujo la noticia se tomó cinco minutos para verificar que la zoofilia no fue legalizada en Canadá. En el peor escenario, lo hicieron pero no les importó a la hora de usar un titular que seguramente atraería tráfico.

¿Qué dice esto del estado actual de los medios y de la confianza que podemos tener en noticias más “importantes”?

Angie Rodríguez
angelarodriguezfleitas@gmail.com

Periodista y especialista en redes sociales que dio el salto al mundo digital en el diario venezolano El Nacional. En Montreal desde 2011, ha manejado las redes sociales de diversos restaurantes, hote...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Montreal obtiene nuevos poderes: ¿Qué significa...

Montreal tiene oficialmente poderes especiales. Esta semana la Asamblea Nacional de Quebec aprobó el proyecto de ley 121 que otorga un esta...

thumbnail
hover

En video: El emotivo discurso de...

Mike Myers fue elegido como uno de los embajadores de la edición de 2017 de los Juegos Invictus que se celebran en Toronto.

thumbnail
hover

YouTube instala un Pop-up Space temporal...

YouTube ha pasado una semana bastante movida en Montreal. La empresa, parte de Google, instaló esta semana un espacio itinerante para conec...