Sábado, 9 de julio de 2016

¿Liberación femenina?

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:
We can do itFoto: National Archives

Hablar sobre feminismo es navegar en aguas realmente profundas, peligrosas y controversiales, de cualquier manera, ya estoy en mar abierto, así que no hay vuelta atrás.

Entendemos que la emancipación femenina es una doctrina que busca la igualdad o equiparación de derechos en ambos sexos, es decir, que las mujeres ocupemos el mismo rol que el hombre en la humanidad.

El feminismo es un movimiento social, el cual tras muchos años de luchas y protestas, logró durante la 1era Guerra Mundial que las mujeres fueran tomadas en cuenta, al ser incorporadas a la vida laboral, siendo ellas quienes debían sustituir a los hombres que habían marchado al frente como soldados. Fue a partir de allí que comenzó una transformación, ya que la ultra femenina y sumisa ama de casa adoptó un estilo más “varonil”, empezó a usar ropa más sencilla, se cortó el cabello, comenzó a fumar y a conducir automóviles.

Es innegable que a través de esta ideología se han obtenido muchos avances en el tiempo, como el derecho al sufragio, el empleo igualitario, el derecho a pedir el divorcio, a decidir sobre nuestro cuerpo y a construir una identidad de manera autónoma.

Sin embargo, considero que se ha confundido el querer tener igualdad de derechos con el ser capaces de hacerlo todo, ya que actualmente muchas féminas quieren ser tan independientes y autosuficientes que creen erróneamente que dejarse atender o ayudar es sinónimo de debilidad, cuando más bien es uno de los muchos privilegios de los cuales podemos gozar por el simple hecho de ser mujer.

Por naturaleza somos un sexo más débil físicamente en promedio, pero eso no nos convierte en seres humanos incapaces, al contrario, nos convierte en personas delicadas a quienes hay que cuidar y proteger. Hay que entender que un hombre no es un enemigo, es un compañero, es un aliado con el cual podemos forjar un lindo equipo para sobrevivir juntos las vicisitudes de la vida.

Queremos ser tan 4×4 que nos olvidamos de aprovechar los pequeños detalles y atenciones de nuestro alrededor. Últimamente pasamos más tiempo en la cocina que en el jardín con los pequeños, invertimos más tiempo en el trabajo que con nuestro esposo conversando o con los amigos disfrutando.

Creemos que por pertenecer a esta época debemos ser guerreras, arriesgadas, multifuncionales, algo así como esposa, mamá, trabajadora que se mantiene en forma, a la vez que comparte con sus amigas, lleva a su madre al médico y por si fuera poco, limpia la casa, plancha las camisas del esposo, escucha las quejas de la suegra y recoge el desastre del perro… ¿Suena agotador, no?

Así somos las mujeres de hoy en día y con toda seguridad olvidé mencionar muchas otras actividades, pero en realidad es duro el rol que nos toca asumir y con los años hemos ganado terreno en ámbitos políticos, laborales, sociales, por lo cual sentimos que al ser “permisivas” con los hombres perderemos parte de lo alcanzado… ¡Basta de pensar así!, lo que estamos perdiendo es la oportunidad de ser mimadas, atendidas y en definitiva, estamos perdiendo la oportunidad de ser más felices y tener mejor calidad de vida.

Daniela Everón
danielaeveron@gmail.com

Periodista y locutora venezolana. Ha trabajado en importantes medios de comunicación en su país. Apasionada por las letras, la autenticidad y la magia de las personas. Convencida de que las mujeres ...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Quebec quiere que más inmigrantes se...

El Ministerio de Inmigración de Quebec lanzó este miércoles la segunda fase de su proyecto de promoción de los cursos de francés que of...

thumbnail
hover

A la escala humana: Sáquele partido...

Desarrollar su carrera profesional para conseguir un sentido de pertenencia, participación y orgullo requiere que emprenda cada oportunidad...

thumbnail
hover

Colombia y Venezuela, los dos países...

En el año 2012 el gobierno de Canadá reformó por completo su sistema de refugio con la finalidad de acelerar el procesamiento de casos y ...