Lunes, 8 de agosto de 2016

24 años de los Big O Riots de Montreal

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / YouTubeFoto: Captura de pantalla / YouTube

El 8 de agosto de 1992 nada salió como se había planificado. Por muy concierto de rock que fuera, en el que generalmente las estrellas se toman ciertas “libertades” para mantener su estatus de rock star, lo que ocurrió en Montreal no estaba para nada previsto, ni tampoco se ha repetido, no en escenas musicales, al menos (que sí en las deportivas, paradójicamente). Una noche que se supone brindaría a los montrealeses horas de hard rock, de la mano de dos de las bandas más populares para la época (activas por estos días), terminó siendo un infierno y no en el sentido rockero de AC/DC…

Lo programado: una parada de la gira de Guns N’ Roses / Metallica, en el Estadio Olímpico de Montreal, en la que participarían también Faith No More, Motorhead y otras bandas, como teloneros. No podía ser más sino el éxtasis de adolescentes y jóvenes con cabellos largos y camisetas negras, viviendo la época de oro del rock y del heavy metal.

Lo que ocurrió: disturbios. Ventanas rotas. Incendios. Arrestos. 500.000 dólares en daños y la prohibición, de por vida, de que Guns N’ Roses toque nuevamente en el Estadio Olímpico (¿será por eso, como en especie de venganza, que la banda no incluyó a Montreal en su gira más reciente?). La famosa noche fue bautizada como los Big O Riots.

¿Qué fue lo que pasó? Una serie de eventos vinculando a los dos vocalistas principales, Axl Rose y James Hetfield, llevaron a unos 2.000 fanáticos (de 53.000 en total),  ya excitados y frustrados al mismo tiempo, a comenzar las acciones de violencia que desencadenaron en ese infierno. Hetfield, en primer lugar, resultó gravemente herido (con quemaduras de segundo y tercer grado) durante el show de fuegos artificiales que acompañaba la presentación de Metallica cuando fue el turno de Fade to Black. El cantante debió ser llevado de emergencia a un centro hospitalario, dejando a miles de fanáticos con la primera fustración de la noche.

Después de más de dos horas desde que Metallica había abandonado la tarima (la frustración aumentaba), fue el turno de Guns N´Roses, con el volátil Axl Rose de la época. Los reportes narran que a menos de una hora de haber iniciado el concierto, después de sólo nueve canciones, el vocalista decidió pararlo. No era la primera vez que esto ocurría en la gira de ambos grupos. Rose ya había sido arrestado y acusado por ser responsable de los disturbios que se produjeron en St. Louis (Missouri) luego de que la banda también dejara el escenario a medio concierto. Además, el cantante había estado lamentándose con problemas en su voz desde que comenzó la gira con Metallica.

Cuando Rose decide parar el concierto y una segunda banda deja con ganas a los fanáticos fue cuando las cosas comenzaron a ponerse color infierno. Como suele suceder en este tipo de disturbios es difícil dar con un porqué único para explicar el origen de una masa que se torna violenta. Lo cierto es que el Estadio Olímpico y sus alrededores se convirtieron en escenas infernales durante varias horas y la ciudad lo recuerda cada 8 de agosto. Esa noche, la violencia fue escalando y se salió de control cuando los oficiales de la Policía de Montreal, equipados para la circunstancia, fueron rebasados. Hasta una patrulla de la SPVM fue volteada, mientras los agentes trataban de recuperar el control lanzando bombas lacrimógenas. El resultado, miles de dólares en daños, 10 personas y tres agentes policiales heridos y una docena de arrestos.

Foto: Captura de pantalla / YouTube

Foto: Captura de pantalla / YouTube

A pesar de las advertencias premonitorias y los disturbios en Montreal, la gira de ambos grupos continuó tras una breve suspensión. El 25 de agosto ambos se presentaron en Arizona (EE UU) y terminó el 6 de octubre en Seattle. GNR siguió luego con el tour Use your Illusion, el más grande de su carrera y del que salieron presentaciones ya clásicas como la de Tokio, que incluyó varias ciudades de Latinoamérica. La banda, sin embargo, no sobrevivió muchos meses más con Axl y Slash en un mismo escenario. Ambos tocaron su último concierto -antes del reencuentro- en Buenos Aires, Argentina, el 17 de julio de 1993.

María Gabriela Aguzzi V.
gaguzzi@noticiasmontreal.com

Periodista especializada en la fuente económica con 14 años de experiencia en diarios venezolanos de publicación nacional como El Mundo y El Universal. Cofundadora de NM.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Las solicitudes de refugio se dispararon...

El gobierno de Canadá había revelado hace unos meses que se esperaba a un aumento en la cifra de solicitudes de refugio por parte de ciuda...

thumbnail
hover

Piden ayuda de la comunidad para...

Richard Arrieta falleció en su casa, en Calgary, el 10 de enero. Llegó a Canadá hace ya 10 años. Como la mayoría de los inmigrantes, es...

thumbnail
hover

Advertencia de lluvia congelada para Toronto...

Environment Canada emitió una alerta de lluvia congelada para el sur de Ontario.