lunes, 22 de agosto de 2016

¿Ni Trump, ni Clinton?

Publicado en:
Entre Fronteras
Por:
Temas:
Trump ClintonFoto: Capturas de pantalla YouTube

I.

Como es ya práctica común durante las campañas electorales, trátese de países “subdesarrollados” o no, el lodo salpica por todas partes. Por tanto, Estados Unidos, no es la excepción.

Donald Trump, el candidato del Partido Republicano, es la mejor muestra. No puede estar más enlodado. Pero él no necesita que lo embarren, si bien lo hacen y bastante, él mismo se embarra.

En cuanto a Hilary Clinton, la candidata del Partido Demócrata, a diferencia de Trump hace todo lo posible por desprenderse de cualquier salpicadura, y defiende su inmaculada imagen. Pero no logra desembarazarse del todo. Como sabemos una cascada de acusaciones (¿lodo?) le ha caído encima, ahora que está en campaña y no antes. Acusaciones, como la utilización de sus correos privados para asuntos de Estado (que ya fue aclarado a su favor por el director del FBI), la recolección de fondos, y presuntos “errores” en el ejercicio como Secretaria de Estado. Esas imputaciones nutren la desconfianza entre quienes no la quieren, y la persiguen como su sombra, al punto que ha restringido su presencia ante la prensa, para evitar incómodas o maliciosas preguntas; y también ha limitado presentarse ante un público que no le merezca confianza.

El panorama electoral estadounidense luce, pues, enredado, y no se confía plenamente en ninguno de los dos candidatos de los dos partidos tradicionales.

El caso más patético, sin duda, está en el campo de los republicanos. Una buena parte de ellos están descontentos con la criatura que han engendrado, y dicen que no votarán por ella el próximo 8 de noviembre. Entre estos descontentos se encuentran 50 personajes que han ocupado altos puestos en la seguridad nacional y la política extranjera de los Estados Unidos, y que hace algunos días emitieron un comunicado en el cual dicen cosas como las siguientes:

“Ninguno de nosotros votaremos por Donald Trump. No está calificado para ser presidente. Estamos convencidos que será un presidente peligroso y pondrá en riesgo a nuestro país… (A Trump) parece faltarle conocimientos de base sobre la Constitución de los Estados Unidos, las leyes y las instituciones americanas, incluyendo la tolerancia religiosa, la libertad de prensa y la independencia judicial… Trump es incapaz de diferenciar la verdad de la mentira. No tiene control de sí mismo y de sus actos impetuosos…”

Pero lo que más me preocupa de este comunicado -no solamente situándome desde el punto de vista de los intereses estadounidenses, sino como ciudadano del mundo- es la posibilidad de confiar en un individuo como el aludido “el control del arsenal nuclear estadounidense”.

Cuando escribíamos esta nota, llegaba la noticia de la renuncia del jefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort. La mayoría de los medios lo han tomado como un acto apropiado, el que Trump haya aceptado su renuncia. Ciertamente es apropiado, pero Trump nunca debió contratarlo. Si bien es un hombre capaz de ejercer influencias, no es ningún trigo limpio. Por ejemplo, el portal Mundo Hispánico, informa que se sospecha que Manafort trasladó clandestinamente 2.2 millones de dólares en el 2012, provenientes de un partido político de Ucrania de tendencia “pro rusa”, con el objeto de hacer cabildeo político en Washington. ¿Pro ruso? ¿Acaso esto tiene que ver con qué de un tiempo a esta parte a Donald Trump se le ha despertado unas simpatías extrañas por Vladimir Putin? al punto que lo ha alentado a que siga “hackeando” los correos de Hilary Clinton, es decir incitándolo a introducirse en cuestiones de seguridad nacional. Quizá los 50 firmantes tienen razón. Quizá Trump para los intereses de los Estados Unidos, no sabe distinguir los amigos de los enemigos.

II.

Ahora bien, en la búsqueda de zafarse de su criatura indeseable, algunos republicanos han propuesto recurrir a la regla número 9 de los estatutos del partido, para sustituir a su candidato presidencial, cuando apenas faltan 3 meses para las elecciones.

Otros, o quizá los mismos, han lanzado una “tercera vía”, es decir: “Ni Trump ni Clinton, sino Evan McMullin”.

¿Quién es Evan McMullin? Es un republicano desconocido para el público, un exempleado de la CIA y mormón como Mitt Romney. Con este candidato “independiente”, se pretende captar los votos de los republicanos molestos con Donald Trump, y los votos contra Hilary Clinton. La pregunta es: ¿por qué la gente habría de votar por McMullin, y no por ejemplo por Gary Johnson del partido Libertario, o por Jill Stein del partido Verde? Por otro lado, McMulin aún no es una ficha segura, debe concluir de inscribir su candidatura en todos los 50 estados de la Unión. Por el momento la propuesta no ha hecho mucho ruido.

A pesar de estos esfuerzos, ya varios expertos estadounidenses en análisis político, vaticinan el triunfo de Hilary Clinton, al tiempo que la popularidad de Trump se erosiona. Esto parece ser la lógica. Pero después que Donald Trump abrió la caja de Pandora y dejó escapar los demonios, ¿la lógica o la razón prevalecerá?.

No olvidemos que Trump ya ha ganado unas elecciones: las primarias de su partido, derrotando largamente a valiosos baluartes del Partido Republicano, siendo él un novato en la política. Y para vencer sólo ha recurrido a los “bajos instintos” de la gente. Les ha dicho probablemente lo que quieren oír. Ha sembrado la polémica y el enfrentamiento, en casi todos los sectores sociales; y nadie, o pocos, se han salvado de su lengua viperina. Es decir, con un discurso incoherente, irracional e intestinal, Donald Trump ha logrado que la gente de la cual se mofa en su propia cara, luego lo aplauda y lo vitoree. (Plop…)

Víctor Hugo Ortiz
victor@noticiasmontreal.com

Economista de formación y periodista de vocación. Estudió en Chile, Perú y Venezuela. Trabajó en los periódicos La Gaceta y La Industria de Perú y colaboró para los diarios La Prensa de Perú ...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Montreal obtiene nuevos poderes: ¿Qué significa...

Montreal tiene oficialmente poderes especiales. Esta semana la Asamblea Nacional de Quebec aprobó el proyecto de ley 121 que otorga un esta...

thumbnail
hover

En video: El emotivo discurso de...

Mike Myers fue elegido como uno de los embajadores de la edición de 2017 de los Juegos Invictus que se celebran en Toronto.

thumbnail
hover

YouTube instala un Pop-up Space temporal...

YouTube ha pasado una semana bastante movida en Montreal. La empresa, parte de Google, instaló esta semana un espacio itinerante para conec...