sábado, 10 de septiembre de 2016

Colorín colorado la juventud ha terminado

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:
cumpleaños mujer birthdayFoto vía Pixabay

La señal más ingrata y sensata de que el tiempo pasa volando es sin duda, una línea de expresión. Esa pequeña marca que nos recuerda que nuestro cuerpo es el lienzo de la muy conocida y famosa artista llamada: Vida.

¡Vaya que se las trae esa Vida!…Sin embargo juramos que ella hace y deshace a su antojo, pero vamos a sincerarnos, nosotras somos las responsables de cada una de sus obras, ella tan solo sigue instrucciones.

Es indiscutible que a medida que pasa el tiempo obtenemos buenas y mal distribuidas dosis de realidad, lo que muchas veces nos hace replantearnos la idea de querer seguir creciendo y con ello asumiendo los compromisos laborales, sociales y económicos que eso conlleva.

Pero si de algo estoy segura, es que gran parte del miedo a cumplir años es por tener que enfrentar los cambios físicos que acompañan a cada nueva primavera. No es fácil para nadie asumir que el cuerpo no conserva la misma energía, ni la piel la lozanía de antes. Los dolores atacan, las manchas invaden y un trasnocho arruina toda la semana.

Y pensar que de pequeñas soñábamos con ser grandes, maquillarnos, cocinar, hacer compras y cuidar bebés. Pues no hay nada más alejado de la realidad que eso, porque cuando crecemos deseamos no tener que hacer compras en el automercado sino en una boutique de alta costura, deseamos quitarnos los tacones y andar en sleepers todo el día o anhelamos llegar a casa para deshacernos del incómodo brassier.

A estas alturas de mi vida, estoy convencida de que cada época tiene su encanto y que llevar con dignidad cada año del calendario nos hace más hermosas e interesantes. Aún cuando no puedo dejar de sentirme como una doñita, con gorrito de baño y pantuflas cada vez que me llaman señora.

La juventud es de espíritu y no de físico, por eso es tan importante mantenernos activas, entusiastas y positivas. No sumemos fechas sin importancia al almanaque, hagamos que cada año cuente. Ya sea que queramos contarlo a través de nuestras arrugas o a través de las experiencias vividas, démosle a los días un valor especial, démosle ese suspiro reconfortante al final de nuestra jornada diaria que nos recuerda que vale la pena madurar.

Nadie dijo que crecer sería fácil, está repleto de decisiones, responsabilidades, preocupaciones y muchas pero muchas cuentas por pagar. Si realmente supiéramos todo lo que conlleva el convertirnos en adultos, de pequeños más bien desearíamos ser animalitos de la selva, unicornios voladores o mejor aún, burbujitas flotando en el aire.

“Tu cuerpo envejece sin tu permiso, pero tu espíritu envejece si tú se lo permites”.

Daniela Everón
danielaeveron@gmail.com

Periodista y locutora venezolana. Ha trabajado en importantes medios de comunicación en su país. Apasionada por las letras, la autenticidad y la magia de las personas. Convencida de que las mujeres ...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

La policía de Laval lo detuvo...

Un conductor de Laval descubrió que hay que pensarlo bien dos veces antes de decidir transportar material de construcción en un vehículo ...

thumbnail
hover

La colombiana Lido Pimienta ganó uno...

Lido Pimienta no teme expresar lo que piensa, así que no se guardó nada a la hora de recibir uno de los premios más importantes de la mú...

thumbnail
hover

El compromiso con la función pública,...

Durante mis numerosos viajes, en los que pude vivir con familias de diferentes nacionalidades, logré entender la importancia de tomar accio...