miércoles, 21 de septiembre de 2016

Diabetes, una epidemia que urge prevenir

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:
Foto: Pixabay

La diabetes es actualmente la más común de las enfermedades crónicas en los seres humanos y va en aumento en las mascotas. La diabetes tiene que ver con la glucosa o azúcar en la sangre y se diagnóstica generalmente a través de un examen de sangre de rutina.

La insulina es la hormona que permite que el azúcar de los alimentos que ingerimos pase de la sangre a las células para luego convertirla en energía. La glucosa la obtenemos cuando ingerimos alimentos ricos en carbohidratos. La diabetes aparece cuando el páncreas, órgano que se encuentra detrás del estómago, no puede producir insulina o cuando el cuerpo no puede hacer un buen uso de la insulina que produce. La incapacidad de producir insulina o de utilizarla de manera eficaz conduce a niveles elevados de glucosa en la sangre, conocida como hiperglucemia.

Los principales tipos de diabetes son:

  • Diabetes tipo 1, conocida anteriormente como diabetes juvenil.
  • Diabetes tipo 2, conocida anteriormente como diabetes no-insulino dependiente o diabetes del adulto.
  • Diabetes gestacional, que consiste en altos niveles de glucosa en sangre durante el embarazo.

Hace más de 20 años se predijo que la diabetes se convertiría en la epidemia del siglo XXI. Tristemente esta predicción se cumplió. Esta enfermedad es tan frecuente, que incluso el 14 de noviembre fue declarado como el Día Mundial de la Diabetes en conmemoración a la fecha de nacimiento del doctor canadiense Frederick Grant Banting, quien descubrió la insulina junto con el también médico canadiense Charles Herbert Best.

La diabetes tipo 2 representa el 90% de todos los tipos de diabetes. La Federación Internacional de Diabetes calcula que el número de personas con diabetes en el mundo alcanzará los 333 millones en el 2025. Estos cálculos son conservadores y se prevé que el aumento tenga lugar prácticamente en todas las naciones, esperándose los mayores aumentos en los países en vías de desarrollo. Según proyecciones de la Organización Mundial de la Salud, la diabetes será la séptima causa de mortalidad en el año 2030.

En el pasado, la diabetes tipo 2 se consideraba como una enfermedad relacionada con el envejecimiento y era conocida como diabetes del adulto, sin embargo actualmente alarma la aparición de esta enfermedad en adolescentes y niños.

Los síntomas de la hiperglucemia no son siempre fáciles de detectar. Pueden ser muy moderados o evolucionar de una manera imprevisible.  Algunos de los signos y síntomas más comunes son:

  • Sed intensa.
  • Necesidad imperiosa de orinar.
  • Aumento del hambre.
  • Vómitos y dolor de estómago.
  • Infecciones a repetición (urinarias, vaginales, respiratorias, intestinales).
  • Heridas que cicatrizan con dificultad.
  • Problemas de la visión.
  • Falta de interés y concentración.
  • Perdida de peso (asociada sobre todo a la diabetes tipo 1).

A largo plazo, la diabetes puede traducirse en problemas mentales, digestivos, en la visión, en los riñones, cardiacos, en la circulación y en el sistema nervioso. Los dos últimos son los causantes de úlceras en los pies y que a la larga pueden llevar a la amputación de miembros inferiores.

La buena noticia es que la diabetes tipo 2 se puede prevenir incluso si tienes antecedentes familiares. Si tienes exceso de peso, eres mayor de 45 años y en tu familia hay antecedentes de diabetes, podrías encontrarse en estado de prediabetes. Por lo tanto, consulta a tu médico. Un simple análisis de sangre que muestre niveles anormales de glucosa podría ser un indicio de que estás desarrollando esta enfermedad.

¿Qué medidas se deben tomar para prevenir la diabetes tipo 2?

Se ha demostrado que medidas simples relacionadas con el estilo de vida son eficaces, entre ellas se encuentran:

  • Mantener un peso saludable. A pesar de que la genética puede ser el origen de esta enfermedad, ella se desarrolla en un 90% de los casos debido a factores como la obesidad y la falta de ejercicio. Los resultados de un estudio realizado en el marco del programa de prevención de la diabetes, subvencionado por el gobierno de los Estados Unidos, en el que participaron mas de 3.000 personas con alto riesgo de contraer diabetes, demostraron que se puede demorar la aparición de la enfermedad y posiblemente prevenirla, mediante la pérdida de un poco de peso, practicando 30 minutos diarios de actividad física, cinco días a la semana y alimentándose en forma más saludable.

Para saber si tienes sobrepeso, calcula tu indice de masa corporal (IMC), que es la relación entre tu peso y tu estatura. Divide tu peso en kilos entre tu estatura al cuadrado (en metros).

  • IMC = peso (kg) / estatura (m2)
  • Un IMC normal se situa entre 18,5 y 24,9. Un IMC entre 25 y 30, indiqua sobrepeso y superior a 30, indica obesidad.

De igual manera, si la mayor parte de tu grasa corporal se encuentra en torno a tu cintura, puedes ser más propenso a sufrir de diabetes. El riesgo aumenta si la circunferencia de la cintura se encuentra por encima de de 88 cm en las mujeres y 102 cm en los hombres.

  • Alimentarse saludablemente. Incluye en tu alimentación estos tres macronutrientes: proteínas, carbohidratos complejos y grasas buenas. Aprende a leer las etiquetas nutricionales, esto te permitirá verificar estos macronutrientes en los alimentos que consumes. Escoge alimentos que tengan menos de 4 gramos de azúcar agregada. Evidentemente que al ser la diabetes un problema de azúcar, este es el principal factor a controlar en la alimentación. Disminuye o elimina los alimentos procesados, como por ejemplo los enlatados, los embutidos, las harinas blancas y los alimentos que solo requieren ser introducidos en el microondas antes de comer.

Una práctica que se ha instaurado en los últimos años y que permite mantener niveles constantes de glucosa en sangre es la de llevar una alimentación a intervalos de tres a cuatro horas, es decir comer de cinco a seis veces al día. Esto se basa en que si se reparte la alimentación en varias tomas a lo largo del día el impacto sobre las cifras de glucosa en sangre es mucho menor.

  • Consumir micronutrientes. Un estudio realizado en mujeres en 2006, sugiere que una ingesta diaria combinada de 200 mg de calcio y 800 UI de vitamina D se asoció con un riesgo 33% menor de diabetes tipo 2. Por otro lado, una investigación realizada en hombres y mujeres de mediana edad sugiere que una gran cantidad de vitamina C en la dieta ayudaría a disminuir el riesgo de una persona a desarrollar diabetes tipo 2.
  • Evitar el cigarrillo. Se recomienda evitar el consumo de tabaco, puesto que esto aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Aprender a relajarse y a controlar la tensión emocional.

Visita actitudamil.com, un sitio que tiene la intención de aportar un granito de arena para vivir saludablemente tanto física, como mental y espiritualmente.

En Facebook: https://www.facebook.com/ActitudaMil

En Instagram: @actitud_a_mil

También te invito a participar en el grupo En forma a cualquier edad en Facebook, donde compartimos consejos para llevar un estilo de vida donde la prevención es una prioridad.

Milagros Gómez
milagros_gomez@hotmail.com

Médico especialista en salud ocupacional graduada en la Universidad de Carabobo en Venezuela y máster en salud ambiental y salud en el trabajo de la Universidad de Montreal. Convencida de que todos ...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Septiembre inusual en Quebec: ola de...

De acuerdo con las previsiones, este será un viernes realmente caluroso, tanto en Montreal, como en Toronto.

thumbnail
hover

Este miércoles: Seminario gratuito y en...

Este miércoles 27 de septiembre, Guillermo Varela Vallespi, bloguero de NM, realizará un seminario, gratuito y en español, en el que los ...

thumbnail
hover

Montreal obtiene nuevos poderes: ¿Qué significa...

Montreal tiene oficialmente poderes especiales. Esta semana la Asamblea Nacional de Quebec aprobó el proyecto de ley 121 que otorga un esta...