Sábado, 24 de Septiembre de 2016

Una esposa desperfecta

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:
La esposa imperfectaFoto: Flickr/ Wyatt Fisher (CC)

Intentando ando… Sinceramente me paso la vida intentando adelgazar, intentando hacer ejercicio, intentando ser mejor en la cocina, intentando estirar el tiempo, y entre tanta intentadera me di cuenta que todo lo antes mencionado tiene solución, porque son cosas que dependen de mi fuerza de voluntad, mi constancia, perseverancia y de mi organización, sin embargo, intentar ser una perfecta esposa es algo que no se consigue tan fácilmente, ya que requiere de todo eso y más.

Es como una receta secreta que hace mucho tiempo preparó la nonna y que si intentas hacerla, te dirán que ya no se consiguen los ingredientes, que todo en esta época tiene muchos químicos, que ya los hornos no son como los que fabricaban antes y en conclusión, ya la “calidad” de las esposas de ahora nunca será la misma.

Déjeme decirle abuelita que estoy de acuerdo con usted, porque las esposas de ahora somos más prácticas. La vida moderna nos ha dado tantas ventajas que sería un desperdicio desaprovecharlas, más bien deben ser nuestras aliadas para poder así trabajar, conservarnos bellas, mantener la casa y dar mucho pero mucho amor. Es más, con amor y tolerancia hasta unas papas fritas quemadas saben bien.

Creer que tener que hacer de todo para ser una pareja perfecta es un concepto pasado de moda y equivocado, porque no hay nada más romántico que compartir responsabilidades e ir de la mano construyendo el día a día.

    Cada relación tiene sus particularidades, sus acuerdos íntimos, su lenguaje personal, así como su manera de funcionar, es por ello que no podemos juzgar a nadie, porque hay cosas que son de dos y siempre quedarán entre dos.

Lo que no podemos permitir es sentirnos tan en confianza con nuestro compañero de vida que olvidamos arreglarnos y tener detalles con él, porque déjenme decirles que él no es nuestro mejor amigo, no, no lo es, aunque algunas piensen lo contrario. Porque aún cuando una relación está basada en la confianza, la comunicación y la complicidad, también es vital seguir luciendo atractivas y mantener viva la llama de la pasión, porque casarse no es sinónimo de descuido, sino de evolución y madurez.

Ser esposa no es sencillo, pero acaso ser esposo ¿si lo es?, tener que lidiar con una llorona, sensible, loca y enfurecida como mínimo y por seguro de 4 a 5 días al mes no debe ser nada fácil. Por eso es importante ponernos en los zapatos del otro de vez en cuando, así seremos más justas con nuestras acciones y decisiones.

Casarse es de los sueños más anhelados de una mujer, pero una vez que se convierte en realidad es que nos damos cuenta que lo único parecido es que habían dos personas en el sueño, tan solo eso, porque el matrimonio en la práctica no es como flotar sobre las nubes, pero con paciencia, comprensión, pasión, dedicación, buen humor y dosis infinitas de amor, te sentirás navegando bajo una tormenta a la luz de la luna con alguien que te protege del viento mientras juntos divisan TIERRA FIRME.

Daniela Everón
danielaeveron@gmail.com

Periodista y locutora venezolana. Ha trabajado en importantes medios de comunicación en su país. Apasionada por las letras, la autenticidad y la magia de las personas. Convencida de que las mujeres ...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Transformar una adversidad en una bendición:...

Se dice que el cambio es la única constante, y nuestras trayectorias profesionales no son una excepción. En el siglo XXI, los cambios de d...

thumbnail
hover

Cinco razones para comprar y no...

Con el paso del tiempo nuestras necesidades y objetivos van cambiando. Lo primero en que se piensa cuando la casa ya no cumple con nuestros ...

thumbnail
hover

Estrés, hábitos alimentarios y migración

Cambiar tu país de residencia es un paso de crecimiento personal trascendental.