Sábado, 1 de Octubre de 2016

Monster Rock Orchestra: Música y show de luces en Yonge-Dundas Square

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:
Foto: Monster Rock Orchestra

Música y luces. Una mezcla perfecta para quienes quieren disfrutar en Toronto el fin de semana largo del Día de Acción de Gracias.

El próximo viernes 7 de octubre a las 7:00 pm la Yonge-Dundas Square se llenará de música y de lásers con motivo del Monster Rock Orchestra.

El concepto, nacido en 2011, busca mezclar clásicos de rock y pop, con una orquesta y un show de luces que ha dado mucho de qué hablar en los últimos años, y además se ha convertido en una de las actividades más populares que se celebra en el centro de Toronto.

“La orquesta de vientos The Mississauga Pops, la banda de rock Last Bullet y la banda-con-orquesta Monster Rock Orchestra se encontrarán con lásers para una gran experiencia”, dijo Vikas Kohli, director artístico del Monster Rock Orchestra.

Los organizadores prometen un show que incluirá éxitos de los 70, 80 y de los 90 hasta la actualizada. Todos con creativos arreglos y con un show de luces como fondo.

La entrada a la plaza es completamente gratuita y las personas de todas las edades pueden entrar para este espectáculo.

Esta idea nació hace cinco años en Mississauga y debido a su popularidad terminó expandiéndose y mudándose al centro de Toronto, donde se realiza desde hace varios años.

Para conocer más sobre este evento pueden entrar aquí.

Monster rock orchestra

Y aquí pueden ver algunas imágenes de la última edición:

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Estado Islámico se adjudica ataque perpetrado...

El Estado Islámico se adjudicó la responsabilidad por el ataque perpetrado este miércoles en Londres, Inglaterra.

thumbnail
hover

El presupuesto 2017 de Canadá en...

El gobierno Liberal de Justin Trudeau presentó este miércoles en la tarde su segundo presupuesto, que tiene como objetivo fundamental, seg...

thumbnail
hover

Joven asesinada en Mont-Saint-Hilaire: Un crimen...

Daphné Boudreault fue asesinada este miércoles en Mont-St-Hilaire, al este de Montreal. Un crimen que al parecer pudo haber sido evitado.