Martes, 18 de octubre de 2016

Quebec: La historia de los tres milagros de la Basílica de Notre-Dame-Du-Cap

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:
Quebec: La historia de los tres milagros de Notre-Dame-Du-CapFoto: Flickr/ michelgagnon (CC)

En Trois-Rivières, justo a mitad de camino entre ciudad de Quebec y Montreal, se encuentra la Basílica de Nuestra Señora del Cabo (Notre-Dame-Du-Cap), el santuario mariano más importante de Canadá.

El portal Aleteia publicó en su sitio web la historia de este importante templo para la comunidad cristiana de Canadá.

Todo comenzó en el año 1659, cuando se construyó una pequeña capilla de madera en el distrito de Cap-de-la-Madeleine. Allí, el padre Paul Vachon instituyó la Hermandad del Rosario y unos años después, en 1714, se construyó un segundo templo más grande, para sustituir la capilla de madera.

Esta construcción aún está en pie y se conoce como “el viejo santuario”: la iglesia más antigua de Canadá en la que aún se celebran misas a diario.

En 1729, el padre Vachon muere y la iglesia pasó cerca de 155 años sin tener un párroco permanente. Fue en 1864 cuando el padre Luc Desilets tomó las riendas del templo y vivió una experiencia que marcó el rumbo del santuario.

Desilets halló en el interior de la capilla un pequeño cerdito masticando un rosario. El padre interpretó el hecho como un abandono espiritual en el que se encontraba la comunidad, así que decidió darle un nuevo nacimiento a la Hermandad del Rosario que había sido previamente instaurada por Vachon.

Consagrandose a la Virgen, comenzó a rezar el rosario todos los días después de casa misa. Al poco tiempo el lugar ya no daba abasto para recibir a todos los feligreses: ese fue el primer milagro de Notre-Dame-Du-Cap.

El segundo milagro está ligado a la construcción de una tercera iglesia que era necesaria para albergar a la creciente comunidad. En 1879, una vez que tenían todos los permisos, era necesario trasladar los materiales de construcción a través del río Saint-Laurent.

Sin embargo, ese año el río no se congeló lo suficiente e imposibilitaba el traslado de los materiales para culminar la iglesia a tiempo. Los feligreses rezaron rosarios continuamente y Desilets le prometió a la Virgen que consagraría el templo en su honor si lograban llevar los materiales antes de la primavera.

A mediados de marzo, una serie de placas delgadas de hielo se formaron el lago Saint-Pierre hasta llegar a Cap-de-la-Madeleine. Varios miembros de la comunidad se unieron para construir un puente de hielo con estas placas (añadiendo nieve y agua), para así trasladar los materiales.

Así sucedió el llamado milagro del “puente de rosario” y los materiales llegaron sin contratiempo.

El tercer milagro ocurrió el 22 de junio de 1888. Una imagen de la virgen fue donada por un feligrés y colocada ese día sobre un altar. Al caer la tarde, Pierre Lacroix, un vecino de la zona que sufría de discapacidades motoras, pidió que lo llevaran al templo para rezar.

El padre Desilets, en compañía de un fraile franciscano, le ayudó y se quedaron rezando con él. Al rato, la imagen de la virgen abrió sus ojos durante casi 10 minutos. Los tres hombres lo vieron desde diferentes ángulos del templo.

Puede visitar la página oficial del santuario en este enlace. Para leer la historia en su publicación original, aquí.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Ciudad de Quebec es el mejor...

La ciudad de Quebec es un destino casi obligado en cada estación, pero hay quienes coinciden en que la capitale nationale refleja su mayor ...

thumbnail
hover

Multan a La Baie / The...

Una multa de 765.000 dólares fue impuesta a la tienda de La Baie/The Bay ubicada en el centro de Montreal.

thumbnail
hover

Montreal: Dos sábados llenos de actividades...

La época de fiestas se sentirá en el vecindario Hochelaga de Montreal.