Viernes, 4 de noviembre de 2016

Entramos en “modo invierno”: este fin de semana es el cambio de hora

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Foto: Vía PixabayFoto: Vía Pixabay

Estamos nuevamente en esa época del año en la que los titulares nos indican que, de ahora en adelante, comienzan -y se intensifican- los días fríos en Canadá, en la que los días nos parecen cada vez más cortos y en la que guantes, bufandas y abrigos forman parte de nuestro día a día. Como bien dice la canción de Gilles Vigneault: mon pays ce n’est pas un pays, c’est l’hiver…

Como ocurre cada otoño también llega el momento de retrasar nuestros relojes una hora, pues finaliza el periodo conocido como Daylight Saving Time. Este año corresponde hacerlo este fin de semana: la madrugada del domingo 6 de noviembre, cuando a las 2:00 am los relojes de dispositivos electrónicos (computadores, teléfonos y tabletas) marcarán, de forma automática, la 1:00 am. Dormiremos, entonces, una hora más.

Recuerde que deberá cambiar sus relojes personales, el de pulsera, los de la cocina y el cuarto, en el microondas y la cafetera y si es de los que usa despertador de mesa.

Con el cambio de hora pasaremos a “modo invierno”, es decir, los días serán cada vez más cortos y las noches llegarán cada vez más temprano. En las principales ciudades del sur de Canadá, llegará a oscurecer tan temprano como las 4:30 pm o 5:00 pm.

Se cambia la hora con la intención de ahorrar energía a pesar de que especialistas insisten en que la acción no es del todo positiva, si se considera puede generar problemas para dormir y, además, genera un mayor consumo de calefacción.

Los expertos en materia de salud recomiendan que el día del cambio de hora las personas vayan a la cama más temprano y que se despierten a su hora habitual el domingo. También recomiendan que traten de aprovechar el día para tomar algo de luz solar y luego seguir su rutina normal durante el domingo.

Efectos en la población

Diversos estudios señalan que el cambio horario impacta gravemente el ciclo de sueño, especialmente para aquellos que tienen problemas para conciliar el sueño o levantarse cada mañana.

Un estudio publicado en Sleep Medicine Reviews indica que toma hasta una semana ajustar el ciclo circadiano al nuevo horario. Este desajuste causa el aumento de diversos problemas de salud y accidentes relacionados con falta de sueño.

Estadísticamente se ha comprobado el aumento de los siguientes sucesos luego del cambio de hora:

  • Accidentes automovilísticos: atribuidos tanto a la falta de sueño, que causa problemas con el estado de alerta de conductores y peatones, como a la falta de visibilidad por la disminución de horas de iluminación solar.
  • Ataques cardíacos: asociados a la alteración del ritmo circadiano y al estrés generado en el cuerpo durante el período de adaptación.
  • Accidentes laborales: también adjudicados a la somnolencia en el trabajo.
  • Dolores de cabeza persistentes: parte de la respuesta fisiológica al período de adaptación.
  • Menor productividad laboral: asociada a la somnolencia de los empleados. Se estima que el tiempo que los trabajadores pasan haciendo actividades no relacionadas con su oficio aumenta el lunes posterior al cambio de horario, debido a la falta de concentración.

Sin embargo, no todo es negativo. Para quienes encuentran más difícil despertarse durante las mañanas por la falta de luz solar, que produce en el cuerpo la hormona cortisol para promover nuestro estado de alerta, este cambio puede ayudar a mediano plazo.

La iniciativa del cambio de hora comenzó en 1784, cuando Benjamin Franklin sugirió la idea según el cambio de las estaciones, con el fin de ahorrar energía. Alemania fue el primer país en activar dicha medida, el 30 de abril de 1916. Luego, le siguieron los ingleses, el 21 de mayo del mismo año.

En Canadá fue a través de decreto que se comenzó a cambiar la hora en todo el país, en el año 1942. Pero esa medida fue abrogada en 1945. Se retomó luego de forma independiente por las municipalidades pero en 1963 fue aplicada nuevamente de manera uniforme en todo el país. En 2006, Canadá optó por seguir a Estados Unidos, prolongando el horario de verano por cuatro semanas más.

Será el 12 de marzo de 2017 cuando tendrán que cambiar nuevamente la hora en sus relojes, para entrar en “modo verano”, es decir, cuando comience el Daylight Saving Time.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Leduc Country Lights, la familia de...

Las mejores tradiciones suelen ser las que nacen sin interés alguno, de una idea que una persona puede tener para darle algo a su comunidad...

thumbnail
hover

Inmigración Canadá: La reunificación familiar de...

El ministro de Inmigración de Canadá anunció este miércoles un ambicioso plan para reducir los tiempos de espera de los casos de reunifi...

thumbnail
hover

Aumenta el consumo de marihuana en...

Un reporte publicado este miércoles por el Centre for Addiction and Mental Health (CAMH, por sus siglas en inglés), revela que el consumo ...