Jueves, 27 de octubre de 2016

¿Eres realmente feliz?

Publicado en:
ExponencialMente
Por:
Temas:
Foto: Vía PixabayFoto: Vía Pixabay

La felicidad es un concepto subjetivo. Aunque parezca extraño, a veces es difícil hacerse cargo de la propia felicidad, porque implica salir del área de confort, decidir, tomar riesgos, trabajar duro y saber lo que se busca.

Partiendo del concepto de que la felicidad se compone de cosas grandes y pequeñas, aquí tenemos unas ideas para tomarla en las propias manos y hacerla realidad.

  1. Conócete. Analiza qué te causa felicidad. Considera lugares, gente, detalles, actividades y pensamientos.  Busca llenar tus días con esas cosas que maximizan tu felicidad. Camina por los lugares que te gustan, contacta a esas personas que aprecias y que no ves hace tiempo, destina unos minutos al día para esa actividad que disfrutas y llena tu mente de los pensamientos que quieres tener ahí.
  2. Decide. Observa tu vida actual y detecta qué aspectos te restan felicidad. En la vida siempre hay cosas que tenemos qué hacer aunque no nos gusten, pero hay otras que podemos cambiar. Procura cambiar lo que no te gusta en tu vida. A veces eso significa tener una conversación con alguien, hacer las paces, cambiar de rumbo, estudiar algo nuevo, conocer más gente, renunciar a algo, emprender algo o cerrar un cap  busca un equilibrio en tu vida y busca la paz interna.  Toma decisiones por las razones correctas. Las emociones negativas sigítulo.
  3. Busca balance y paz. Al buscar la felicidad, también busca un equilibrio en tu vida y busca la paz interna. Toma decisiones por las razones correctas. Las emociones negativas como la venganza, la soberbia, la avaricia o el orgullo, difícilmente llevan a la felicidad. En este caso el medio y el fin importan.
  4. Llénate de amor. Siempre que actúes con amor, llenarás los huecos con cosas positivas. El amor causa felicidad. Cuando no sepas qué decidir, busca el amor por otros y por ti mismo, tal vez de esa forma encuentres tu camino más fácilmente.
  5. Hazte cargo. Tu felicidad es tu responsabilidad. Llénate de poder sobre tu propia vida y deja de culpar a todo lo que evita que seas feliz. Ciertamente hay factores que escapan de nuestro control y que no nos hacen felices, como las enfermedades, los desastres naturales y las acciones de terceras personas que afectan nuestra vida. Sin embargo, volver al camino correcto, comienza en la mente.

¿Qué te hace feliz? ¿Qué vale más que tu felicidad? ¿Eso que crees que te hará feliz, es un espejismo o es felicidad verdadera? ¿Qué te detiene? ¿Por qué encuentras razones para no saltar en busca de tu felicidad?

Nada en tu vida está escrito sobre piedra. Siempre puedes hacer cambios grandes o pequeños para mejorarla. Tu felicidad vale la pena el esfuerzo de buscarla. Y sobre todo, mereces ser feliz.

Quédate conmigo y permíteme seguir aprendiendo de ti.

Mariel Aranda
arandablack@gmail.com

Certificada por el CMPNL y el NLP and Coaching Institute of California. Inició este camino buscando su propia plenitud y encontró herramientas que la hicieron ver la vida desde una nueva perspectiv...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Las Cataratas de Niágara tienen un...

Uno de los sitios turísticos más conocidos del planeta recibió esta semana una actualización. Las Cataratas del Niágara tienen ahora un...

thumbnail
hover

Santa Claus estará patinando este domingo...

Quienes estén buscando un plan para este domingo en familia, el Atrium del 1000 de la Gauchetière está ofreciendo una actividad especial.

thumbnail
hover

Policía pide disculpas a Nickelback por...

La noticia más canadiense de la semana incluye una broma con la banda Nickelback como protagonista y –por supuesto- un clásico “sorry...