martes, 1 de noviembre de 2016

Halloween: Justin Trudeau y su hijo buscaron caramelos como los personajes de “El Principito” (Fotos)

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
trudeau-halloween-principito-001Foto: Facebook - Sophie Gregoire

El año pasado el primer ministro Justin Trudeau y su familia optaron por un clásico del cine, Star Wars. Este año eligieron un clásico de la literatura para niños.

El mandatario volvió a salir a las calles durante la noche de Halloween, esta vez en coordinación con su hijo de dos años, Hadrien, dando vida a dos personajes de El Principito, el clásico francés para niños.

Trudeau se disfrazó del “piloto”, el personaje que da inicio a la historia de El Principito, y que luego de estrellar su avión en el desierto, se consigue al pequeño personaje que ha hecho parte de la vida de los niños de más de una generación.

Justamente fue Hadrien, quien con su traje verde, salió a buscar caramelos como el pequeño príncipe.

Como ya lo han hecho tradición, Trudeau y su familia salieron a recorrer las calles de Rideau Hall, en los alrededores de su residencia en Ottawa, para que sus hijos disfrutaran de un verdadero Halloween.

Sophie Grégoire acompañó a sus otros dos hijos: Ella-Grace optó por un disfraz de bruja, mientras que Xavier se disfrazó como el Guasón, el conocido villano de la serie de películas de Batman.

trudeau-halloween-principito

Foto: Facebook – Sophie Gregoire

trudeau-halloween-principito

Foto: Facebook – Sophie Gregoire

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Este sábado es el desfile de...

Cada vez se siente más cerca la temporada de Navidad en todo Canadá, y para los habitantes de Montreal llegó la hora de ver a Santa Claus...

thumbnail
hover

El père Noël llega este domingo...

A partir de este domingo 19 de noviembre y hasta finales de diciembre, el père Noël estará compartiendo con los niños en el Quartier Dix...

thumbnail
hover

¿Bixi podría funcionar en invierno? Lo...

El titular comenzó a rodar en redes sociales, en parte impulsado por varias páginas que ya lo dieron como un hecho. ¿Podría Montreal ofr...