Miércoles, 16 de noviembre de 2016

La historia viral que muestra la apertura y el multiculturalismo en Canadá

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:
Foto: Flickr / eltpics (CC)Foto: Flickr / eltpics (CC)

Hemos visto recientemente cómo se multiplican las noticias de acciones de promoción de un Canadá menos multicultural y las consecuentes investigaciones por parte de las autoridades. Pero hoy decidimos publicar otra historia que muestra la apertura de los canadienses hacia los inmigrantes, tal como los que han decidido romper los afiches de odio compartidos esta semana en un sector de Toronto.

Se trata de la historia de Salma Hamidi, una inmigrante proveniente de Irán que vive en tierras canadienses desde hace 12 años.

Resulta que Salma fue testigo de cómo un hombre que iba tarde a una entrevista de trabajo llegó a su punto cumbre de nervios en pleno metro de Toronto. Según narra la propia joven en su cuenta de Facebook, varias acciones de jóvenes y no tan jóvenes ayudaron al afectado en un momento en que lo necesitaba.

La joven dijo a través de las redes sociales que se encontraba en el metro de Toronto, la semana pasada, cuando un latino lanzó sus patines y se sentó, agarrándose la cabeza y repitiendo como en lamento: “Oh, God”.

Fue entonces cuando un ruso que iba en el mismo vagón se le acercó y le preguntó si todo estaba bien, reporta CBC News. El latino comentó que tenía un dolor de cabeza terrible y que iba tarde a una entrevista de trabajo.

La propia Salma le ofreció un Advil al joven afectado, pero él le contestó que no tenía nada con qué tomarse la pastilla. “Una mujer del Medio Oriente sentada a su lado sacó un jugo de la lonchera de sus hijos y le dijo que si se tomaba el Advil estaría mejor para el momento que llegara a la entrevista.

Para Salma esos minutos representaron la “verdadera experiencia canadiense”.

El hombre latino dijo también que estaba nervioso por la entrevista, pero la propia Salma le aseguró que todo saldría bien. Le recomendó que no presentara excusas y que sólo se disculpara por llegar tarde.

Otros pasajeros que iban en el vagón le ayudaron en unos minutos a prepararse para su entrevista: el ruso le dijo que caminara con confianza y una adolescente china le dio una banda para el cabello, diciéndole que tenía miles de éstas. La mujer musulmana le recomendó que sonriera.

Cuando el latino llegó a la estación, todos los involucrados le desearon buena suerte en su entrevista.

La joven publicó en su Facebook: “Si ésta no es una verdadera experiencia canadiense, más que un castor entrando a un bar con una jarra de jarabe de arce, no sé entonces qué es”.

Su publicación se volvió viral en las redes sociales y esta reacción de amigos y conocidos, dijo, la sorprendió.

Salma dijo a CBC Toronto: “creo que todos estamos agradecidos de vivir aquí”.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Las Cataratas de Niágara tienen un...

Uno de los sitios turísticos más conocidos del planeta recibió esta semana una actualización. Las Cataratas del Niágara tienen ahora un...

thumbnail
hover

Santa Claus estará patinando este domingo...

Quienes estén buscando un plan para este domingo en familia, el Atrium del 1000 de la Gauchetière está ofreciendo una actividad especial.

thumbnail
hover

Policía pide disculpas a Nickelback por...

La noticia más canadiense de la semana incluye una broma con la banda Nickelback como protagonista y –por supuesto- un clásico “sorry...