Viernes, 18 de noviembre de 2016

A la escala humana: resalte su compatibilidad durante la entrevista de trabajo

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:
entrevista trabajoFoto: Flickr - World Relief Spokane (CC)

Los próximos dos artículos marcan el fin del recorrido que empezamos en julio: la Hoja de ruta profesional de siete pasos. Desde cómo expresar su perfil profesional e investigar acerca del mercado laboral hasta cómo identificar sus carencias y superarlas, hemos diseñado un plan de acción claro y alcanzado el último paso.

Paso 7: la búsqueda de empleo, parte II

En nuestro artículo anterior, abordamos las dos primeras fases del proceso de búsqueda de empleo: cómo sacarle provecho a su red de contactos profesionales y cómo preparar su currículo y su carta de presentación. En consecuencia, su empleador ideal se ha puesto en contacto con usted; así que ahora vamos a ayudarlo a relucir.

La preparación para la entrevista

Lo más probable es que de 200 solicitudes recibidas en respuesta a una oferta de trabajo, el jefe de reclutamiento y selección de personal solo llamará de diez a doce candidatos, y esto hasta puede ser considerado como una exageración. Posteriormente, este invitará a un máximo de siete individuos para una primera entrevista.

Sí, de hecho, la llamada telefónica generalmente forma parte del proceso de selección, y puede durar de cinco a veinte minutos. Ha de esperar que le pidan que demuestre durante la llamada cómo su perfil encaja con el puesto antes de que lo inviten a hacerlo en persona.

Si las competencias lingüísticas son uno de los requisitos imprescindibles para el puesto, no se sorprenda si cambian de idioma durante la conversación telefónica. Si la llamada había sido programa con antelación, prepárese debidamente: busque un lugar tranquilo donde se pueda concentrar, decida si se siente más cómodo sentado o de pie y tenga su currículo y carta de presentación a la mano.

Si todo sale bien, lo invitarán a que acuda a una entrevista. Es fundamental que dedique tiempo a investigar en línea, asistir a sesiones de preparación en grupo y practicar sus respuestas en voz alta con el fin de prepararse tanto para las preguntas típicas como para las más complicadas. Puede que le resulte beneficioso grabarse o realizar un simulacro de entrevista con la ayuda de un amigo o de un profesional para así obtener una crítica constructiva.

No cabe duda de que habrá muchos pensamientos rondando por su cabeza el día de la entrevista. Para aumentar un poco la autoestima, llame a un amigo cercano una media hora antes de la entrevista; sus palabras de ánimo lo ayudarán a mantener la frente en alto. Luego, concéntrese en lo siguiente:

  • Tenga presente tres o cuatro puntos esenciales sobre su candidatura. Aun si su mente se queda en blanco después de una pregunta complicada (¡lo cual le sucede a todos!), no perderá el hilo. Efectivamente, no se deje intimidar: la forma en que reacciona ante una situación difícil es a menudo aún más importante que lo que usted dice.
  • Recuerde la proporción 90/10 de la comunicación no verbal frente a la verbal: la impresión que dejamos es más un reflejo de cómo nos comportamos que de las palabras que pronunciamos; así pues, vístase de acuerdo a la ocasión, llegue diez minutos antes, sonría, establezca contacto visual y emplee un lenguaje corporal abierto y receptivo.
  • A la hora de responder a las preguntas, exprésese con seguridad. Sea claro y conciso, y evite hablar muy rápido. Los silencios esporádicos son aceptables: está permitido pensar antes de hablar.
  • Tenga preguntas adicionales bajo la manga en todo momento. Ya sea que haga preguntas acerca de los objetivos del puesto en los próximos meses, el estilo de gestión esperado o las oportunidades de crecimiento profesional internas, las preguntas son una forma adicional e importante de transmitir su interés por el puesto.

En estos intercambios cara a cara, su objetivo es mostrar que la excelencia de su candidatura reflejada en el papel es aún mayor en persona. Resalte sus cualificaciones para el buen desempeño del puesto, su ánimo para ejercerlo y como su carácter corresponde de manera natural con la cultura de la organización; y, por supuesto, ¡no olvide hacer un seguimiento! Hablaremos al respecto en nuestro próximo artículo.

¿Quieren leer más sobre la Hoja de Ruta Profesional? Aquí:

Para conocer más sobre la Escuela de Estudios Continuos de la Universidad McGill, pueden entrar aquí.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

¿Estás listo para adquirir una propiedad?

La emoción, la ansiedad, la desinformación y hasta la necesidad de tener una casa, muchas veces llevan a los compradores a tomar decisione...

thumbnail
hover

Inmigración Canadá: La reunificación familiar de...

El ministro de Inmigración de Canadá anunció este miércoles un ambicioso plan para reducir los tiempos de espera de los casos de reunifi...

thumbnail
hover

Deuda promedio de los canadienses asciende...

El canadiense promedio acumula una deuda de 22.081 dólares, una cifra que, claro está, no incluye la hipoteca.