Viernes, 25 de Noviembre de 2016

No se trata de ti

Publicado en:
ExponencialMente
Por:
Temas:
Foto: Flickr / Marta Montañez (CC)

Cuando la vida te pone en medio de situaciones tormentosas, muchas veces no se tratan de ti. He aquí varios escenarios típicos (aunque no aplican a todos los casos) en los que hacemos nuestras las dificultades de otros:

  1. Cuando alguien cercano se enferma. Ver a alguien querido sufrir de una enfermedad limitante, agresiva, progresiva o dolorosa es un tormento en sí mismo. Sin embargo, esto no se trata de nosotros, se trata del enfermo. Dan ganas de salir corriendo y quitar nuestra mente de ello, pero el enfermo no puede correr a ninguna parte sin que su enfermedad lo siga. Tal vez el enfermo se siente mal físicamente, o está asustado y solo. Seguramente necesita que alguien esté a su lado. Hay ocasiones en la vida en que hay que llenarse de valor y de cariño y enfrentar la realidad, porque la realidad del otro es más difícil que la nuestra.
  2. Cuando una amistad está pasando por una situación difícil. Puede ser difícil ser el amigo de alguien que la está pasando mal, ya sea que se trate de salud, dinero, amor o algo más. Es común no saber qué decir o cómo reaccionar ante los problemas ajenos. Hay gente que prefiere alejarse de un amigo por el miedo de no saber dar palabras de consuelo o por no saber cómo abrazarlo sin quebrarse en el intento. La mayoría de las veces, estar ahí en silencio o apoyando en lo que se pueda, es suficiente.
  3. Cuando alguien fallece. Sucede en algunas familias que un miembro fallece y otro miembro se aísla. Cada quien lidia con el dolor de forma diferente, pero estas pérdidas no se tratan de una sola persona. Toda la familia perdió a alguien. Está bien tomarse algunos momentos en soledad, pero privar a una familia en duelo de otra presencia casi por completo, lo hace aún más difícil de sobrellevar.  El cariño y empatía de otros, ayuda a superar momentos difíciles.
  4. Cuando una amistad toma una decisión polémica con su vida. Aclaro que este punto se trata de una amistad, porque en familia o pareja, las decisiones de uno impactan a todos. Tal vez por intolerancia o por miedo, algunas personas se alejan cuando alguien toma una decisión que no va con su modo de pensar. Las decisiones de vida de los amigos no se tratan de los demás, pero a veces las amistades se toman esto de forma muy personal y terminan la relación. Hay que aprender a separar lo que nos concierne y lo que no.
  5. Cuando hay un conflicto entre personas cercanas. Las rencillas entre terceros no se tratan de nosotros. Hacerlas nuestras solamente nos generan enemigos y disgustos gratis. Tomar partido en conflictos ajenos puede ser un gesto de lealtad en casos casos extremos -como los que se exponen ante un juez-, pero por lo general es una intromisión. Si hubo alguna ofensa, no se trata de nosotros; se trata de ellos.

Las vidas de las personas que conviven se tocan entre sí, pero eso no las hace dueñas de los conflictos ajenos. Es muy recomendable mirar hacia fuera de nosotros mismos de vez en cuando y ver que , a veces, el mundo también gira alrededor de los demás. Es increíble el efecto que tiene nuestra presencia durante momentos difíciles de otros.  Impacta nuestras relaciones, las vidas de los otros y nuestra propia vida.

Quédate conmigo y permíteme seguir aprendiendo de ti.

Mariel Aranda
arandablack@gmail.com

Certificada por el CMPNL y el NLP and Coaching Institute of California. Inició este camino buscando su propia plenitud y encontró herramientas que la hicieron ver la vida desde una nueva perspectiv...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Algunas cifras sobre la industria de...

Por meses (ya años) venimos escuchando que Montreal se ha convertido en una de las capitales mundiales de la industria de los videojuegos.

thumbnail
hover

Un nuevo “pasaporte” para disfrutar el...

Hace 50 años Montreal se tallaba un lugar a nivel mundial. Todos los ojos se posaban en la metrópolis canadiense gracias a la Expo 67.

thumbnail
hover

Alguien en Montreal se ganó $55...

Una persona en Montreal amaneció con una sonrisa en el rostro, sabiendo que es millonario. O al menos eso es lo que ocurrirá cuando revise...