Martes, 6 de Diciembre de 2016

Más diplomados, pero con menos trabajo: La paradoja que viven los inmigrantes en Montreal

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:
MontrealFoto vía Pixabay

“La ciudad donde los doctores trabajan como taxistas”. Esa frase ha perseguido a Montreal en los últimos años y con razón. Así lo demuestra un nuevo estudio publicado este martes.

El Institut du Québec (IdQ) presentó el documento Plus diplômés, mais sans emplois. Comparer Montréal: le paradoxe de l’immigration montréalaise.

Este estudio se dedicó a analizar la situación de los profesionales inmigrantes que se instalan en la metrópolis principal de Quebec, y la segunda en importancia de Canadá. Al mismo tiempo, se centró en comparar el desempeño de Montreal con otras ciudades norteamericanas.

Los resultados no fueron buenos, aunque para muchos eso no será sorpresa.

De todas las ciudades analizadas, Montreal es donde se registra la brecha más grande entre la proporción de inmigrantes con un título universitario (33%) y las personas nativas de la región con un título universitario (24%).

De hecho, en 13 de las otras 16 ciudades analizadas esta situación es inversa.

A pesar de esto, los inmigrantes en Montreal siguen enfrentando dificultades para conseguir empleo. La ciudad es la que presenta la tasa de desempleo de sus inmigrantes más alta de Norteamérica (10% en 2015). Esta tendencia se mantiene en todos los niveles de educación posibles.

Incluso cuando se analizan las variaciones dependiendo del tiempo que el inmigrante tenga en Canadá, la situación sigue siendo complicada:

desempleo-inmigrantes-montreal

Foto: Institut du Québec

“Bien si los inmigrantes montrealeses están entre los más escolarizados de todo Norteamérica y que su tasa de graduación universitaria sea mayor que la de los montrealeses nativos, es aquí que su integración al mercado de trabajo es más difícil, especialmente para aquellos que tienen un diploma universitario”, señaló Raymond Bachand, presidente del Institut du Québec.

Bachand, quien fue ministro de Finanzas de la provincia en el pasado, calificó esta situación como “intolerable”, por lo que hace un llamado a tomar medidas inmediatas.

Parte de un problema mayor

El estudio revela que 33% de los inmigrantes instalados en Montreal cuentan con un diploma universitario, comparado a 24% de los nacidos en Montreal, Quebec o Canadá. Esta brecha es la más grande entre todas las ciudades norteamericanas analizadas por los investigadores.

Pero esto no quiere decir que Montreal sea destino de los inmigrantes más calificados del continente. Esta brecha se explica también por una baja tasa de escolarización por parte de la población natural de la región, que está por debajo del promedio del resto de las metrópolis estudiadas.

El 24% de tasa de graduación de las personas originarias de Montreal es la mitad de San Francisco, que lidera todas las ciudades analizadas, con una cifra por encima de 50%

Eso sí, los inmigrantes en Montreal tienen en promedio un mayor grado de educación que el resto de las ciudades que hacen parte de la investigación.

Esta realidad se distorsiona cuando se analiza las estadísticas sobre empleo. Según el IdQ, la tasa de desempleo en Montreal entre los inmigrantes que tienen un título universitario obtenido en el extranjero está en 12,5%, en comparación a 7% para las personas con un diploma obtenido en Canadá.

El estudio admite que en Vancouver y Toronto la situación es similar, aunque no tan mala como en la región del 514.

Las malas noticias para Montreal también se apilan por un factor demográfico. Entre 2006 y este año la población de entre 25 y 54 años, nacida en Canadá y que vive en Montreal, se redujo en 10%. Esta franja de edad es la más importante para el mercado laboral. De ahí la importancia, según los autores del estudio, de la inmigración.

Por el contrario, en Vancouver y Toronto esta proporción se ha mantenido estable en la última década.

Razones y soluciones

El Institut du Québec da dos razones para explicar esta mala situación: La falta de políticas para el reconocimiento de competencias y diplomas extranjeros, así como la falta de reconocimiento de la experiencia de trabajo en el extranjero.

Los investigadores proponen entonces una lista de 8 medidas, cambios y visiones para intentar frenar esta situación y poder potenciar el desempeño económico de la metrópolis.

  1. Más allá de ver los niveles de inmigración, se debería centrar en el nivel de inmigración neta de la ciudad, para poder tener en cuenta cuántos inmigrantes se están yendo de Montreal.
  2. Favorecer la selección de inmigrantes con diplomas de universidades que tengan una reputación y estándares similares a los de las universidades canadienses. Esto se haría modificando la lista de puntos del sistema de inmigración.
  3. Cambiar los paradigmas de las órdenes profesionales. Esto se haría de dos formas: 1) obligándoles a ofrecer formación de corta duración para los inmigrantes y 2) Aprender de los casos como el Acuerdo Francia-Quebec en materia de reconocimiento de diplomas y negociando un “reconocimiento de facto” de las competencias obtenidas en el resto de Canadá, así como de los Estados Unidos y la Unión Europea. Esto sería en algunos dominios específicos.
  4. Favorecer la selección de inmigrantes con una oferta de empleo y reteniendo a los que tienen un permiso de trabajo temporal. Además priorizar los inmigrantes de profesiones de mayor relevancia para la economía en los próximos 5 a 10 años.
  5. Promover el programa de Experiencia Quebequense para subir de 4.000 a 10.000 el número de estudiantes extranjeros que se quedan en Montreal. Esto, de hecho, ya fue anunciado hace unas semanas por el Ministerio de Inmigración de Quebec.
  6. Poner énfasis en la “primera experiencia de trabajo”, a través de programas de subvención a las empresas para que ofrezcan pasantías de mínimo cuatro meses a los inmigrantes
  7. Tomar el ejemplo de Ontario para prohibir la discriminación en la contratación sólo por el lugar en el que se obtuvo un diploma o experiencia laboral.
  8. Expandir los programas de integración al empleo destinados a los inmigrantes y ofrecerlos también a los inmigrantes temporales.

Algunos datos:

  • Según los datos del estudio, el 26% de los inmigrantes de Montreal viven con ingresos por debajo del nivel de pobreza. En Vancouver la proporción es de 22% y en Toronto es 17%.
  • Para comparar con el resto de la región se analizó el ratio entre la tasa de pobreza entre inmigrantes y nativos. Por ejemplo, un ratio de 2 significaría que la tasa de pobreza de los inmigrantes es dos veces la de los nacidos en la ciudad. Sobre esta base, en Montreal esta cifra quedó en 1,8. Sólo Denver (1,9) y Minneapolis (2,3) registraron peores resultados. En Canadá, Toronto obtuvo 1,4 y Vancouver 1,6.
  • Se confirma que la situación de los inmigrantes mejora con el paso del tiempo. Por ejemplo, luego de cinco años en el país la tasa de desempleo de los inmigrantes cae en un promedio de 6%. A nivel específico, en Montreal esta tasa se mantiene sobre 10% luego de cinco años. En Toronto está alrededor de 8,6%.
  • El 63% de los inmigrantes en Montreal que tienen un diploma universitario enfrentan una situación de “sobrecalificación”, lo que significa que están en un empleo por debajo de sus capacidades.

Para leer todo el reporte pueden entrar aquí.

Pablo A. Ortiz
pablo@noticiasmontreal.com

Fotógrafo, periodista y uno de los fundadores de NM Noticias. Venezolano-canadiense con experiencia como periodista deportivo especializado en fútbol. Viven en Montreal desde hace varios años con s...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Un vuelo de Air Canada tuvo...

Un vuelo de Air Canada tuvo que aterrizar de emergencia este sábado en el aeropuerto Trudeau de Montreal.

thumbnail
hover

GP de Australia: Victoria para Vettel...

Ferrari volvió a lo alto del podio por primera vez desde septiembre de 2015, en un signo de lo cerrado que podría ser el campeonato de la ...

thumbnail
hover

¿Qué hacer este fin de semana...

Llegó el fin de semana, el primero oficialmente de primavera, aunque quisiéramos que las temperaturas fueran más altas.