Jueves, 15 de Diciembre de 2016

Las ventajas del leasing de auto para los nuevos inmigrantes

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:
Foto: http://uncamion.com/

¿Arrendar (leasing) o comprar un auto? He ahí el dilema. Para muchos nuevos inmigrantes, sobre todo aquellos con familia –y niños pequeños-, el tener un auto puede ser una gran ayuda cuando el invierno arrecia, la temperatura cae y la nieve se acumula.

Claro está, la preferencia en tener un auto o no va mucho con la personalidad del nuevo inmigrante (hay muchos que desde que llegan a la ciudad optan, por ejemplo, por la bicicleta), de sus necesidades de transporte y de su presupuesto. Pero en Canadá y en Quebec existen múltiples opciones para quienes están llegando y desean movilizarse en auto. La más inmediata y más común: el leasing.

El leasing es básicamente arrendar un auto, pero con sus particularidades. Tiene numerosas ventajas pero también requerimientos que el interesado debe cumplir. Lo más importante es asesorarse de la mejor manera, para así saber qué opción es la que mejor se adecúa a sus necesidades y a su bolsillo.

Considerando esta realidad, conversamos con Jorge Pinochet, de Dupont Ford, quien nos aclaró varias dudas sobre las ventajas del leasing, el proceso y los requisitos exigidos para quienes están interesados en esta opción.

“La compra  de un vehículo versus el arriendo va asociada, básicamente, a la capacidad financiera y el uso particular de cada cliente. De ahí la importancia del apoyo profesional y sin compromiso del consejero de ventas y analista de flotas”, aseveró Pinochet.

Principales factores a considerar a la hora de adquirir un leasing

  • Para poder arrendar el auto el nuevo inmigrante debe poseer un contrato de trabajo a tiempo completo. Dependiendo del valor del arriendo, el salario deberá ser consecuente con dicho contrato
  • En el caso de que el interesado no posea trabajo, será cuesta arriba lograr obtener el leasing, salvo el caso de aquellos que cuenten con un aval financiero, que transfiere toda responsabilidad a un tercero.
  • El no tener un historial crediticio puede ser un problema para el nuevo inmigrante. Dependerá del concesionario y de la persona que lo asesore la aprobación del leasing. Por ello es de suma importancia que la solicitud de arriendo esté acompañada de la forma más sólida posible, con el contrato laboral y un estatus de migración al día.
  • Considere que al final del arriendo podrá comprar el vehículo. Esto si realmente le conviene. Si el valor del vehículo es muy bajo, no vale la pena. Hay, sin embargo, vehículos que guardan un valor interesante y sólo en ese caso vale la pena comprar el auto. La asesoría del experto en el concesionario, nuevamente, es clave.
  • En términos generales, el leasing tiene una duración de cinco años. En el caso de Ford, el lapso es de tres años, lo cual garantiza que la depreciación del vehículo sea menor. Mientras más largo sea el contrato de arriendo, el pago mensual es más bajo. Esto no necesariamente quiere decir que el leasing saldrá más económico, sólo que el desembolso mensual es efectivamente más bajo. La recomendación del experto es hacer un leasing por un corto plazo, incluyendo en el contrato un plan de mantenimiento completo. De esta manera, al término del contrato, no hay ninguna sorpresa, ni multas, ni penalidades por kilometraje.
  • Es importante saber que el auto que está en modelo de leasing siempre está en garantía, salvo el caso que el arrendatario no respete las cláusulas del contrato.
  • Adquirir un seguro es obligatorio. En Quebec, todo vehículo -bien sea comprado o por leasing-, debe ser asegurado por su dueño o arrendatario antes de salir del concesionario. El precio del seguro depende del vehículo, la edad del conductor y su historial. Un factor que también influye es la cantidad de personas que van a conducir el auto.
  • Generalmente el leasing establece un kilometraje permitido por el tiempo del contrato. En el caso de Ford, en particular, si el vehículo va a sobrepasar el kilometraje estipulado el arrendatario debe ponerse en contacto con la agencia, de tal manera de ajustar el contrato o cambiar lo estipulado antes de que se termine el plazo.
  • Muchos concesionarios ofrecen la oportunidad de renovar el leasing al término del contrato, claro está, cambiando el auto por otro nuevo y muchas veces manteniendo la misma cuota mensual. Esto es posible si al comienzo del arriendo se estipula el monto y la capacidad financiera del arrendatario. Hay vehículos en el mercado que permiten hacer esta operación de forma más fácil.
  • En el caso de Dupont Ford, sus asesores contactan a sus clientes seis meses antes del fin del contrato, de tal manera de garantizar, en el caso de que el arrendatario quiera renovar por un auto nuevo, que el vehículo estará disponible para el momento del término del leasing. Si el cliente no está interesado o capacitado económicamente para renovar el contrato –y el auto- queda plenamente a su criterio el decidir.

Quienes tengan dudas o están interesados en un leasing de auto pueden contactar a Jorge Pinochet, de Dupont Ford. Sus datos los pueden conseguir en este enlace.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Ontario lanza proyecto piloto de ingreso...

El gobierno de Ontario anunció hoy la puesta en marcha de un programa piloto para probar la efectividad del ingreso mínimo básico, una id...

thumbnail
hover

“Bonjour”: Así será la nueva imagen...

Montreal se unirá a otras ciudades del mundo que tienen un diseño único para identificar sus taxis. Así lo anunció el alcalde Denis Cod...

thumbnail
hover

Quebec: Protestan frente a la Asamblea...

Este domingo, residentes de la ciudad de Quebec decidieron protestar a las afueras de la sede de la Asamblea Nacional de la provincia, para ...