Viernes, 17 de Febrero de 2017

Sobre los caminos y los retos en la lucha de derechos de las mujeres en América Latina

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:
Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM

Más de 50% de los feminicidios que se cometen en el mundo se registran en América Latina, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Las mujeres latinoamericanas ganan 22% menos que los hombres, de acuerdo con Oxfam.

Hay países en la región donde está prohibido el uso de anticonceptivos de emergencia, comúnmente llamados “la píldora del día después”.

Todas estas realidades forman parte del día a día al que deben enfrentarse millones de mujeres en Latinoamericana, una región en la que la lucha por los derechos de las féminas toma cada vez más vuelo, develando cada día nuevos retos, nuevas superaciones de paradigmas e incluso nuevos riesgos.

Neesa Medina es una joven socióloga, activista en pro de los derechos de las mujeres en su país, Honduras.

Recientemente estuvo de visita en Montreal gracias a Cuso International, para hablar de la realidad que viven las mujeres, no sólo en su tierra natal, sino en Centroamérica, parte de la región donde se concentra un mayor índice de violencia contra la mujer y, claro está, en América Latina en general.

El panel de discusión se realizó en Espacio México y formó parte de las actividades de este año del SLASummit, el evento anual que realizan los estudiantes de origen hispano de la Universidad McGill.

NM conversó con Neesa para conocer más sobre el trabajo que realiza en el Centro de Derechos de Mujeres, organismo donde Cuso, organización canadiense, está prestando colaboración gracias a sus voluntarios en el marco de una cooperación internacional.

Múltiples ángulos en la lucha

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM

La defensa de los derechos humanos de las mujeres, en Latinoamérica y el mundo, pasa por entender que se trata de una lucha integral que abarca ángulos tan amplios como el respeto al cuerpo y sus decisiones, la desigualdad salarial, la violencia, hasta, lamentablemente, el asesinato de mujeres.

Para Neesa, todos estos ángulos deben ser trabajados a diario, en los hogares, en las comunidades, en los centros de apoyo, pero hay una prioridad actualmente en su labor y es el mostrar a las mujeres que pueden  y deben asumir el control de sus cuerpos y vidas.

“Y esto pasa por el reconocimiento de la anticoncepción, de la interrupción del embarazo por causales y, también, por un cese a todas las formas de control sobre los cuerpos de las mujeres que se manifiestan a través de la militarización y la violencia. El primer paso es reconocer el estado de posesión de los gobiernos en el control de los cuerpos y vidas de las mujeres. Y reconocer que hay estructuras políticas, económicas, religiosas que también se benefician de ese control y limitan el acceso y la demanda que nosotras podríamos hacer a otros tipos de derechos humanos”, advirtió.

En el tema específico del control de los cuerpos y vidas de las mujeres asumidos por ellas mismas, Neesa asevera que, en el caso de Honduras, por ejemplo, mujeres y hombres practicantes de religiones que prohíben estas prácticas apoyan los métodos anticonceptivos y el aborto terapéutico.

“Hace un par de años condujimos una encuesta con una firma reconocida, para averiguar la percepción de la población sobre la anticoncepción de emergencia y, sin importar la religión, la pertenencia religiosa o no, la mayoría estaba a favor de la anticoncepción. Hicimos una encuesta similar el año pasado, más focalizada en el aborto terapéutico, y la mayoría, otra vez -católicas, evangélicas, mujeres y hombres-, estaba a favor”, explicó Médina al respecto.

No más muertes

Según estimaciones de la Cepal, en promedio, 12 mujeres son víctimas de feminicidio en Latinoamérica cada día. La cifra es alarmante y de continuar la tendencia, en 12 años, unas 54.000 mujeres podrían ser asesinadas.

Para Neesa es imperante hacer un cambio en el enfoque de las perspectivas de seguridad en la región y ese cambio pasa por comprender que las mujeres no son sólo víctimas, sino también seres que pueden aportar políticas, conocimiento y esfuerzos para garantizar su propia seguridad.

“Somos gestoras de nuestra propia seguridad. Nosotras también creamos teoría; hacemos políticas de seguridad; somos analistas de seguridad; e investigamos lo que pasa en esta sociedad. También debemos formar parte de las discusiones acerca de las grandes políticas y esfuerzos nacionales para disminuir la violencia. Mientras eso no se haga, seguiremos limitando la mitad del conocimiento que se produce alrededor de este tema. Sólo así vamos a poder crear mecanismos efectivos de implementación de políticas públicas”.

Si se aplican políticas que apunten sólo a ataques de la delincuencia y la violencia, éstas no serían las más efectivas, a juicio de la socióloga.

“No se puede eliminar la violencia solamente con ataque y combates y mucho menos con estrategias como inundar el país con armas. Cuando los estados comiencen a entender que la seguridad de las mujeres también pasa por las propuestas de las mujeres, podemos llegar a acuerdos que van a conducir a políticas efectivas y cambios reales en las mujeres en América Latina”, Neesa Medina, socióloga, activista y feminista

Despojarse de la culpa

Cuando se le preguntó a Neesa cómo se pueden asumir estos cambios de enfoques, de paradigmas e incluso de creencias en torno a los derechos de las mujeres desde un hogar, desde una escuela o desde nuestras comunidades en Latinoamérica, la socióloga dijo que la prioridad, en ese sentido, es despojarse de la culpa.

“Es muy difícil (romper las creencias) para una mujer adolescente reconocer que ha sido moldeada para ser menos persona. Tienes que hablar más bajito, tienes que pesar menos, tienes que dejarte ver menos, a tal extremo que llegas a pensar en minoría, aun cuando ¡las mujeres somos mayoría!”, Neesa Medina, socióloga, activista y feminista

“Cuando logramos despojarnos de la culpa y ayudamos a otras a entender que el progreso solamente se consigue desde la libertad, ese es un buen momento. El comenzar a dar enseñanza sin estereotipos, sin reforzar patrones discriminatorios, tener conversaciones honestas acerca de la violencia, la sexualidad, desde el respeto. Esto lo podemos hacer desde cualquier espacio social de interacción, desde las comunidades, desde las escuelas, desde las casas. Hablemos honestamente, preguntemos, teniendo espacios seguros para que las mujeres podamos tener conversaciones con otras mujeres, pero también compartir y crear estrategias para avanzar en ese reconocimiento de derechos que tanto nos hace falta”.

El rol de la cooperación internacional de la mano de Cuso

Para conocer qué papel tiene en este y otro tipo de iniciativas, causas y proyectos un organismo canadiense como Cuso International, NM también conversó con Trevor Eggleto, gerente de Alianzas de la ONG.

“Trabajamos con organizaciones como el Centro de Derechos de las Mujeres (al que pertenece Neesa Medina), dando apoyo financiero y a través de voluntarios. Encontrando canadienses (residentes permanentes o ciudadanos) que tienen habilidades en sus áreas de experticia o en los que los apasiona para que vayan a otros países”.

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM

Actualmente, esta organización sin fines de lucro está presente en Bolviia, Perú, Nicaragua, El Salvador y Honduras, pero además tiene voluntarios y otros proyectos en varios países que no son latinoamericanos. En la mayoría de las naciones presentes llevan a cabo proyectos en áreas como:

  • Igualdad del género
  • Inclusión social
  • Crecimiento económico sustentable
  • Impacto ambiental sustentable

“En el Centro de Derechos de las Mujeres (CDM), por ejemplo, buscaban a alguien que los ayudara a contar sus historias, a alcanzar nuevas audiencias, en el manejo de redes sociales. Trabajando con organizaciones como el CDM es que hacemos la cooperación. Ellas no tenían los recursos para contratar a alguien que hiciera las comunicaciones. Encontraron a alguien en Canadá que podía viajar y ofrecer su apoyo. Esa persona regresará a Canadá con mucho más de lo que se fue, después de dos años compartiendo con Neesa, esa persona regresa empoderada”, explicó el vocero de la ONG.

Un dato importante que es necesario destacar es que aquellos que se han animado a hacer este tipo de voluntariado, pero aún no se animan a viajar al extranjero, ahora cuentan con la opción de hacerlo en línea.

“Las personas que están buscando ofrecer sus habilidades en el extranjero, pero no pueden viajar por un tiempo determinado, pueden aprovechar las oportunidades de voluntariado a través de Skype u otras tecnologías. Pueden hablar y dar apoyo en una gran variedad de áreas que son más tecnológicas, de comunicaciones y TIC”.

Pero también pueden formar parte de estas iniciativas asistiendo y participando en los eventos que Cuso realiza regularmente en ciudades canadienses.

“Queremos apoyar a personas que quizás que no tienen acceso a ingresos o recursos, con personas canadienses –o residentes permanentes- que tienen la experticia que requieren. Así, estas personas, emprendimientos o empresas, pueden tener acceso a las microfinanzas, por ejemplo, trabajando juntos, uniendo fuerzas, produciendo productos que sumen valor a la cadena. Encontramos generalmente que la gente tiene el conocimiento, pero les damos ideas que quizás no se les ha presentado o habilidades a las que quizá no tenían acceso”, Trevor Eggleto, gerente de Alianzas de Cuso International

Si quieren tener información sobre los próximos eventos de Cuso International, cómo colaborar o cómo convertirse en voluntarios, pueden visitar su sitio web y seguirlos a través de las redes sociales.

María Gabriela Aguzzi V.
gaguzzi@noticiasmontreal.com

Periodista especializada en la fuente económica con 14 años de experiencia en diarios venezolanos de publicación nacional como El Mundo y El Universal. Cofundadora de NM.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

VIDEO – Un policía de Montreal...

Ha sido una semana triste a nivel mundial. Entre odio, terrorismo y violencia es posible que se sienta con el ánimo un poco débil.

thumbnail
hover

Alcalde de Montreal se disculpa oficialmente...

El alcalde de Montreal, Denis Coderre, se disculpó oficialmente con la comunidad LGBTQ de la ciudad, por como las autoridades trató a sus ...

thumbnail
hover

Temen enfrentamientos por dos protestas previstas...

Este domingo realizarán dos manifestaciones en Ciudad de Quebec: una planificada por un grupo de derecho y otra por un grupo antifascista, ...