Lunes, 17 de Abril de 2017

Canadá busca revocar la ciudadanía a un ciudadano guatemalteco acusado de crímenes de guerra

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:
Canada PasaporteFoto: Pablo A. Ortiz / NM Noticias

El gobierno de Canadá introdujo hace unos días una demanda en contra de un ciudadano de origen guatemalteco a quien buscan revocarle la ciudadanía canadiense.

El documento, presentado ante una corte federal el pasado 5 de abril, pone al Ministerio de Inmigración de Canadá frente a Jorge Vinicio Sosa Orantes, de 59 años y nacido en Guatemala.

El hombre es señalado de haber participado en una masacre en el año 1982 cuando hacía parte de las fuerzas armadas guatemaltecas que combatían la guerrilla.

Sosa Orantes huyó hacia California en el año 1985, pero tras no obtener refugio en los Estados Unidos pidió asilo en el consulado canadiense, el cual fue otorgado. A mediados de los años 90 obtuvo la ciudadanía canadiense luego de haber cumplido con todos los tiempos necesarios.

En el año 1998 se casó con una ciudadana estadounidense, lo que le permitió obtener estatus de residente y posteriormente la ciudadanía de ese país. Sin embargo, en la actualidad se encuentra detenido al sur de la frontera, también por haber cometido fraude al momento de obtener la nacionalidad estadounidense.

Un pasado escondido

Los documentos del Gobierno Federal señalan que Sosa Orantes participó activamente con las fuerzas militares de Guatemala.

La denuncia señala que Sosa Orantes dirigió una misión en el pueblo de Las Dos Erres en diciembre de 1982, para interrogar a los habitantes del lugar sobre armamento que la guerrilla habría robado al ejército.

Durante la intervención los militares asesinaron al menos 162 civiles, incluidos 67 niños, según los documentos. Varias mujeres fueron violadas e incluso varias personas –incluidos niños- fueron lanzados a un pozo cuando todavía estaban con vida.

El gobierno canadiense alega que la información revela que los militares mataron a los civiles golpeándolos con un martillo en la cabeza, o disparándoles o degollándolos.

Sosa Orantes es acusado de haber disparado su rifle hacia el pozo al que habían lanzado a las personas, además de lanzar una granada.

En mayo de 2010 las autoridades estadounidenses allanaron su vivienda en California, pero el hombre ya había viajado hacia Canadá. Luego de una orden de un juez se logró el arresto de Sosa Orantes en Lethbridge, Alberta, y su posterior extradición a los Estados Unidos.

En el año 2014 fue encontrado culpable de haber omitido información sobre su pasado militar en su solicitud de ciudadanía, por lo que fue sentenciado a 10 años de prisión y además se le revocó el pasaporte estadounidense.

Se espera que una vez sea liberado será extraditado a Guatemala.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Una familia venezolana quedó en “un...

Como miles de personas, Pedro García llegó a Canadá proveniente de Venezuela a inicios de año con la finalidad de estudiar, ganar experi...

thumbnail
hover

Walmart y Google se unen para...

Walmart y Google consiguieron un objetivo común: competir con Amazon, empresa que lidera las compras activadas a través de la voz. Es por ...

thumbnail
hover

Deudas con tarjetas de crédito pueden...

La advertencia se viene dando desde hace varios años: el nivel de endeudamiento de los canadienses puede ponerlos en aprietos en el caso de...