domingo, 30 de abril de 2017

Astucia madurista

Publicado en:
Entre Fronteras
Por:
Temas:
Nicolas-Maduro-VenezuelaFoto: Prensa Presidencia de Venezuela

A pesar que muchos han dicho de Maduro que es un bobalicón, pueda que no sea cierto, y que sea más hábil de lo que se puede imaginar.

Decimos esto, porque en plena crisis de inestabilidad de su gobierno nos sorprende con otro golpe, esta vez un golpe de astucia: antes que su gobierno (porque no es exactamente al país) quedase excluido de la OEA, él se autoexcluyó, dejando a la organización con el mal sabor de no haber podido censurarlo, al menos en cuerpo presente; tendrá la oportunidad de hacerlo como una especie de reo ausente.

Obviamente las explicaciones esgrimidas por la canciller Delcy Rodríguez no tienen ningún fundamento creíble; pero sabemos que eso no tiene ninguna importancia para el gobierno chavista que está acostumbrado hacer las cosas como le viene en gana, sin reparar en principios, ni en legalidad alguna, o incluso puede elaborar la legalidad que se le antoje a su medida.

Desde Chávez a Maduro la política exterior de sus gobiernos siempre estuvo basada en el oportunismo y el chantaje. Chávez, especialmente, fue el propiciador de esa especie de clientelismo internacional que compraba conciencias, países y organizaciones, utilizando inicuamente la renta petrolera, que para su suerte le llovió cual maná en abundancia cuando estaba en vida.

El chavismo se acostumbró a golpear la mesa en los foros internacionales, y a dar órdenes, y sólo aceptaba halagos y apoyos. Y cuando una organización no le servía, la boicoteaba, la criticaba y por último se iba de ella, o intentaba levantar otras organizaciones paralelas.

Recordarán que el actual presidente Maduro, el 22 de junio del 2012, siendo canciller de Venezuela, voló de urgencia hacia Paraguay, y entrando como Pedro por su casa en los dominios de los altos mandos militares de ese país, les exigió a éstos como si fuera su comandante en jefe, que intervengan para evitar que el presidente Fernando Lugo fuese censurado por el Congreso, como en efecto así sucedió horas después.

El video donde se muestra la presencia de Maduro, fue hecho público por la ministra de Defensa de Paraguay, María Liz García. El chavismo, por supuesto, negó que eso hubiese tenido lugar; y en el caso de haberlo reconocido esa actitud de Maduro no habría sido considerada “intervención“, sino una cooperación con otro país; pero si se tratase que la crítica fuesen hacia ellos, como la convocatoria que había hecho la OEA para estos días a fin de analizar la situación de Venezuela, eso sí es una “intervención”. Así son de especiales las cosas para el chavismo.

Contrariamente al gobierno, la oposición venezolana, a la que le ha tocado por largos años recibir malos tratos, palos, bombas, balas, cárcel, tortura y poner los muertos, luce menos despabilada que los zorros chavistas, quizá porque son los buenos de la historia, pero eso no significa que la astucia es patrimonio de los malos.

Por ejemplo, la oposición podría sorprendernos ahora enviando a la OEA una comitiva de representantes opositores, como una especie de avance de un futuro gobierno, porque el actual ya no representa los intereses del país, sino que es su verdugo. ¿Qué dirían los países? Es verdad que no tendría efectos legales, pero algún efecto político tendrá, y también despertará la ira del ogro de Miraflores; pero de esto se trata también, de molestar al ogro, por sus cuatro costados, hasta sacarlo de su zona de confort, que es bajo estas circunstancias cuando mostrará sus debilidades, porque también las tiene.

Como bien decía el viernes pasado Luis Almagro, venezolano de corazón y no de origen, y secretario general de la OEA: que si bien la presión internacional es importante, ellas tienen que ir acompañadas del desarrollo de dinámicas internas, puesto que “las dictaduras no caen por sí solas”. Es decir, me atrevo agregar, para que la lucha que libran hoy valientemente miles y hasta millones de venezolanos en las calles, no se pierda como en otras ocasiones, y se diluya en el desencanto, hay que ensayar creativas estrategias que conduzcan pronto a la solución final que todos ambicionamos.

Víctor Hugo Ortiz
victor@noticiasmontreal.com

Economista de formación y periodista de vocación. Estudió en Chile, Perú y Venezuela. Trabajó en los periódicos La Gaceta y La Industria de Perú y colaboró para los diarios La Prensa de Perú ...

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Este sábado es el desfile de...

Cada vez se siente más cerca la temporada de Navidad en todo Canadá, y para los habitantes de Montreal llegó la hora de ver a Santa Claus...

thumbnail
hover

El père Noël llega este domingo...

A partir de este domingo 19 de noviembre y hasta finales de diciembre, el père Noël estará compartiendo con los niños en el Quartier Dix...

thumbnail
hover

¿Bixi podría funcionar en invierno? Lo...

El titular comenzó a rodar en redes sociales, en parte impulsado por varias páginas que ya lo dieron como un hecho. ¿Podría Montreal ofr...