sábado, 12 de agosto de 2017

“La salsa no está en pausa, sino en transición”, Ismael Rivera Jr. desde Montreal

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:
Foto: Facebook / La Salsa Vive en Montreal

Este sábado Montreal vivirá una noche de salsa brava en el Club Soda, donde se estarán presentado, nada más y nada menos que, Ismael Miranda, sí el “niño bonito de la Fania”, Ismael Rivera Jr., hijo del Sonero MayorLengaïa Salsabrava, el grupo emblema de este género en Montreal, entre otras bandas.

Ante la cita de tales salseros en esta ciudad canadiense, varios medios de comunicación fueron convocados para conversar con estos músicos de trayectoria. En una esquina de la icónica Maison du Jazz fueron recibiendo a los periodistas en una conversación amena que terminó siendo un gran debate sobre la actualidad de la salsa brava en el mercado norteamericano, ese mismo que le dio espacio hace ya 50 años (siendo Nueva York la cuna de la salsa) y que le permitió instalarse en los corazones y los pies de buena parte de Latinoamérica, como nuestra cosa latina.

Ismael Rivera Jr. es fiel defensor del género y cuando decimos salsa nos referimos a esa salsa brava, al son, al origen que luego devino en múltiples expresiones (no simpatiza mucho con la salsa erótica, por ejemplo). Es fiel defensor del género en un contexto mundial en el que otros ritmos latinos han invadido las carteleras y conquistado mercadosdespacito– y asegura que la salsa no está en pausa, sino que está en transición, pues lo único que es constante en esta vida es el cambio y cree, que como muchas cosas de la vida, la salsa también es cíclica.

Pero para este músico, con más de 35 años de carrera, la esencia de la salsa sigue vigente en sus músicos y en un público cautivo que hoy día llega a conocer las canciones y los grupos clásicos gracias al baile, una realidad que es bien palpable en Montreal, donde academias de danza, repletas de quebequenses, dictan cursos semanales en los que la gente aprende a bailar contando y luego se dan cita en cuanta fiesta latina encuentran para poner a prueba su aprendizaje y su swing.

“La salsa en Nueva York ha cogido otro giro, pero no creo que la salsa está bajando, yo lo que creo es que la salsa está cambiando. El público también cambia, el planeta es cambiante, la vida es cambiante. Nada es estático. Yo creo que es un género que nunca va a dejar de existir. En Nueva York, ahora, las nuevas generaciones prefieren otro tipo de música, que no necesariamente es la que preferíamos escuchar hace 20 años atrás, pero tiene su espacio. Aquí quien manda es el público. Yo puedo tener la mejor intención y hacer la mejor música, pero de qué me vale…”.

Claro que Rivera Jr. reconoce que hay también un lado comercial, aunque confiesa que “yo, personalmente, nunca he sido comerciante”, al hablar del negocio de la música, de las radios, del poder que éstas aún tienen en la promoción de los artistas y en lo fácil que resulta para otros géneros el producir un megaéxito mundial con tan sólo dos tres músicos y una computadora, en un estudio. “Pero, por eso (por no ser comerciante) yo no soy millonario. Yo creo en hacer música y luego se la entrego al productor y éste al de la radio y tú sabes cómo se manejan estos negocios hoy. No tengo control de eso y de eso no me aquejo”.

Con 62 años y ese legado que es feliz de transmitir, el legado de Maelo, Ismael Rivera Jr. reconoce que lo que más le interesa es seguir haciendo música y que poco le preocupa cambiar el planeta. No es que tenga una fecha de retiro del mundo musical, “no me malinterpretes”, dijo luego de mencionar que “ya voy de salida”. “Lo que quiero es terminar mi carrera tranquilo, lo más satisfactoriamente posible. Tú no puedes controlar el planeta. Los cambios van a ser constantes y eternos, por tanto, uno tiene que adaptarse. El animal que no se adapta, perece”, aseveró, siempre en torno a la salsa, pero como un mensaje también de vida.

Aunque para este músico el cambio es parte de la vida misma, algo que no ha cambiado a lo largo de sus años de carrera es su fuente de inspiración, que coincide con ser la fuente de inspiración de decenas (quizá cientos) de salseros en todo el mundo: su padre, Maelo, el insustituible.

Mi padre es mi mayor inspiración y lo será por siempre. Está, primero que nada, el aspecto genético. Era mi papá. En segundo lugar, fue quien me enseñó a hacer música y con quien descubrí y liberé mis inquietudes fue con él. Yo tuve la oportunidad de preguntarle todo lo musical que se me ocurrió y él fue muy certero en contestarme con muchísima honestidad. Por tanto, sigue siendo y será mi inspiración”.

Los otros músicos en la mesa, entre quienes estaban un representante de Ismael Miranda y los fundadores de Lengaïa Salsabrava, no dudaron un minuto en secundar las palabras de Rivera Jr., agregando que Maelo será, siempre, una fuente de inspiración para todos.

La salsa también vive en Montreal

La presentación de este sábado, que se realizará en el Club Soda a partir de las 8:00 pm, contará también con la presentación de la orquesta de salsa emblema de Montreal, Lengaïa Salsabrava, con cuyos fundadores también conversamos para conocer más de la movida de este género en una ciudad canadiense, francófona y muy abierta a los ritmos latinoamericanos.

Los músicos de Lengaïa se muestran orgullosos por el camino recorrido hasta ahora en este mercado, pequeño pero cautivo e importante para lo que están haciendo. De hecho, están por sacar un disco, a finales del mes de octubre, que, además del concierto de esta noche, los ha mantenido ocupados en los meses recientes.

Sobre su público, estos músicos de diversos orígenes aseveran que éste es tan variado como Montreal y también se sientes orgullosos de mover una masa que sale de lo convencional latinoamericano, pues quienes asisten a sus conciertos son quebequenses, latinos, rusos y más…

Juan Mateo Barrera comenta al respecto que “yo siento, como joven, como persona que es un poco nueva en esto y desde un punto de vista bien amplio, en Montreal hay una onda salsera más allá de los latinos. Nuestro público es quebequense, árabe, ruso, colombiano… Pero lo que más veo como bonito es todo el público que no es latino y que está ahí. La gente sabe, la gente conoce. En este momento, ya uno no se puede equivocar un poco porque la gente (no latina) se va a dar cuenta”.

El hecho de que no todo el público de Lengaïa sea latino no quiere decir que sea un público más fácil de conquista. “Es un público exigente. Se saben las canciones y son bailadores. Se preparan para eso. Se aprenden la canción, la música, pero se acostumbran a la música y cuando escuchan la canción ya la reconocen. Si están haciendo el tarareo y uno está cantando y le cambia la letra, ellos, los no latinos, lo ven”, comentó Hermes Cardozo.

Pero la labor de este grupo montrealés va más allá de poner a la gente a bailar y a gozar. Claro que es uno de sus objetivos, pero para los músicos de Lengaïa es importante mantener un legado, el legado de la salsa brava. “Estamos haciendo una obra de pedagogía, de mantener este legado que es la salsa como movimiento cultural en Estados Unidos en una época (años sesenta, setenta) en la que los latinoamericanos no tenían una identidad social y fue la salsa la que unió a todos esos países, a esos pueblos. Eso es lo que pasa con Lengaïa y cuando yo monté esta banda, mi objetivo era tener, también, músicos quebequenses, músicos latinos y trabajar juntos. Eso es lo bonito de este proyecto: tenemos gente de todas partes”, dijo por su parte, Giany Despointes.

Para esta banda, la discriminación que ocupa titulares en el mundo de las artes y la cultura de Quebec no ha sido problema alguno, pues para sus voceros, la acogida ha sido enorme e incluso, para el 375 aniversario de Montreal, fueron invitados en dos oportunidades, sin embargo, las presentaciones no se pudieron concretar pues estaban preparando precisamente el concierto de esta noche.

Los interesados en asistir a La Salsa vive en Montreal aún pueden comprar entradas. Para conocer más detalles pueden visitar el evento creado en Facebook en este enlace.

María Gabriela Aguzzi V.
gaguzzi@noticiasmontreal.com

Periodista especializada en la fuente económica con 14 años de experiencia en diarios venezolanos de publicación nacional como El Mundo y El Universal. Cofundadora de NM.

Artículos relacionados

thumbnail
hover

Para Legault saber francés no debería...

La Coalition Avenir Québec de François Legault terminará el año como la gran favorita a ganar las elecciones provinciales del próximo o...

thumbnail
hover

En video: Las 12 sorpresas de...

Por 12 días la aerolínea WestJet estuvo transmitiendo sus sorpresas de Navidad a través de Facebook. Hoy la empresa reveló de dónde vin...

thumbnail
hover

Diario de un inmigrante: sueños de...

Tiradito ganó el premio “Restaurante del año en Montreal”. Su chef y copropietario es el peruano Marcel Larrea; aquí un vistazo a su ...